sábado, 13 abril, 2024
InicioSociedadPrestó la moto de su hermana y terminó condenado a 13 años...

Prestó la moto de su hermana y terminó condenado a 13 años de prisión porque la usaron para cometer un crimen

Un hombre oriundo de Rosario, Santa Fe, fue condenado a 13 años de prisión como partícipe de un homicidio por haberles prestado la moto de su hermana a dos personas que la utilizaron para un asesinato.

Se trata de Alcides Jonatan Silva, quien cumplirá una pena de 13 años de cárcel efectiva por el delito de homicidio en calidad de partícipe.

La sentencia fue firmada por los jueces Gonzalo Fernández Bussy, Gonzalo López Quintana y Luz Álvarez tras un juicio abreviado acordado entre el fiscal del caso, Adrián Spelta, y la defensa del acusado.

El hecho en cuestión ocurrió alrededor de las 18 del 19 de junio del 2021, cuando le entregó una moto a dos personas para que salieran del predio del Club Social y Deportivo 2 de Junio, ubicado en la zona sur de Rosario, y persiguieran a un Chevrolet Corsa, al que alcanzaron a unos 100 metros más adelante.

De acuerdo con la investigación, el vehículo era conducido por un hombre que estaba acompañado por la víctima fatal, identificada como Misael Faure. Ambos se habían retirado segundos antes de club.

Los autores del homicidio, que aún no fueron identificados por la Justicia, se pusieron a la par del auto y les dispararon varias veces a sus ocupantes.

Faure recibió un impacto de bala en la cabeza, mientras que los agresores escaparon de la escena del crimen y luego le devolvieron a Silva la moto.

La víctima fue trasladada de urgencia hasta el Hospital de Emergencias local, donde quedó internado por la gravedad de las heridas, que le provocaron la pérdida de la visión y paraplejia.

Finalmente, Faure falleció el 9 de septiembre de 2021, casi 3 meses después del tiroteo, por una arritmia cardíaca, como consecuencia de una escara sacra infectada, precisó el MPA.

Según el fiscal Spelta, se logró comprobar que la moto Honda XR250 utilizada en el asesinato era propiedad de la hermana de Silva, aunque él estaba autorizado para conducirla.

El fiscal entendió, y los jueces lo convalidaron, que gracias «al aporte esencial» de Silva, que «facilitó los medios necesarios para lograr el objetivo propuesto«, las dos personas tuvieron a disposición la moto que fue indispensable para cometer el crimen.

Con información de Télam.

ES

Más Noticias