lunes, 26 febrero, 2024
InicioSociedad«Se viene la corrida cambiaria»: estafaron a una jubilada con el cuento...

«Se viene la corrida cambiaria»: estafaron a una jubilada con el cuento del tío, le robaron 800 mil dólares y se compraron autos de lujo

«Soy yo, pá. Ando con un dolor de garganta que no doy más». Ese era el primer entre de los estafadores a las víctimas, siempre jubilados. Corralitos y familiares involucrados en accidentes de tránsito eran dos de los tantos inventos con los que se manejaba una banda liderada por dos gitanos. En uno de esos llamados, característicos del «cuento del tío», lograron hacerse con 800.000 dólares de una mujer con los que se compraron autos de lujo.

Ese engaño disparó una investigación con entrecruzamientos de llamados, con los que se pudo constatar el modus operandi. En una de las comunicaciones, volvieron a fingir sobre la existencia de una corrida cambiaria. Clarín tuvo acceso a los reveladores audios.

«¿Estuviste mirando la tele, no viste el quilombo que hay con el Presidente? Hay un lío bárbaro. Embargaron a toda la Argentina. Dicen que el país entro en default. Todos los dólares hay que cambiar. Dale, contalos, yo te espero acá», le alerta una mujer a su supuesto padre en busca de generarle confusión. Y le pide rápidos movimientos para saber cuánta plata tenía la familia en su casa.

Cuatro mil dólares, le responde el hombre. Del otro lado del teléfono, la estafadora le insiste y lo apura para que los ponga en una bolsa juntos a los pesos argentinos que tenga en la vivienda y se los entregue a una persona que estaba fuera. «Quedate con cinco mil pesos», le sugiere la mujer, ante la pregunta de la víctima sobre si podía dejarse algo para comer.

En otro de los llamados, una integrante de la banda se hace pasar por la sobrina de una víctima. Una cómplice esperaba afuera de la casa el momento justo para dar el golpe.

«Lalo tuvo un accidente. Atropelló y mató a una mujer embarazada y el abogado nos está pidiendo dólares para dejarlo libre, ¿cuánto llegamos ahí?», relata con la voz entrecortada, como si estuviese llorando desesperada. «No hablés con nadie porque me dijeron que si se hace público queda detenido», le advierte.

Los detenidos, una mujer y un hombre de la comunidad gitana.Los detenidos, una mujer y un hombre de la comunidad gitana.De repente, se escucha un golpe en la puerta. Era una supuesta secretaría del abogado, quien terminó recibiendo 500.000 dólares de la mujer.

El primero de esos dos casos tuvo similares características al disparador que decantó en la denuncia de la víctima y que dejó al descubierto las maniobras de la banda. La denunciante fue una abuela, a quien le sustrajeron 800.000 dólares, entre dinero en efectivo y joyas. Habían fingido ser su sobrina y usaron la crisis económica que atraviesa el país para engañarla con una corrida cambiaría que afectaría a los billetes de dólares de cara chica.

La jubilada aceptó y le entregó al cómplice de la mujer que la llamó por teléfono unos 160.000 dólares, joyas, dos relojes suizos, anillos de oro y platino, pulseras, una moneda mexicana y una medalla de oro con cadena del mismo metal, contabilizando todo un valor de 800.000 dólares.

La Policía secuestró autos de lujo que había adquirido la banda luego del primer caso denunciado.La Policía secuestró autos de lujo que había adquirido la banda luego del primer caso denunciado.Al darse cuenta que todo se trataba de un engaño, ya era tarde. Y realizó la denuncia. A partir de un relevamiento de cámaras de seguridad, y con la colaboración del Anillo Digital de la Policía de la Ciudad, se obtuvo la patente del vehículo en el que se manejaban los delincuentes. Lo encontraron en Villa Lugano.

Además, se analizaron perfiles de redes sociales y teléfonos con entrecruzamientos de llamados aportados por las antenas de teléfonos. Los investigadores dieron con dos personas en un domicilio de Villa Riachuelo, en la calle José León Suárez al 5400.

Se detuvo a los sospechosos, un hombre y una mujer de la comunidad gitana. Tenían un VW Fox blanco, a nombre de uno de ellos. También encontraron documentación y facturas de alquiler de cocheras. En una de ellas, encontraron tres vehículos de alta gama: dos camionetas Volkswagen Amarok y auto Volkswagen Vento GLI. Las fechas daban cuenta que habían sido adquiridos luego del primer hecho investigado. También hallaron un quinto vehículo: un VW Golf GTI blanco.

Tras detener a los sospechosos, los efectivos llevaron a cocheras donde estaban los vehículos de alta gama.Tras detener a los sospechosos, los efectivos llevaron a cocheras donde estaban los vehículos de alta gama.Además, los efectivos de la Policía de la Ciudad les incautaron 11 teléfonos celulares, 7 smartphones. Y otros elementos de valor, entre ellos, una tablet, una notebook, una videograbadora digital del sistema de vigilancia, collares de perlas, aros con brillantes, pulseras de oro y hasta tarjetas de débito de asignaciones familiares.

Más Noticias