lunes, 15 julio, 2024
InicioSociedadEl publicista de Alfaro revelará los secretos de una campaña para ganar...

El publicista de Alfaro revelará los secretos de una campaña para ganar elecciones

¿Cómo se diseñan campañas electorales ganadoras? ¿Están los actores políticos en sintonía con la nueva realidad? ¿Cómo incide el mundo digital en el escenario político? Estas son las interrogantes que el jefe de Cátedra de Publicidad, de la carrera Ciencias de Comunicación de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNT, Fabián Silva Molina, intentará dilucidar en el congreso de publicidad bautizado “Marketing y Publicidad Política”, que tendrá lugar el próximo 26 y 27 de octubre.

Silva Molina es también el jefe publicitario de Germán Alfaro, saliente intendente de San Miguel de Tucumán que sufrió la derrota más dura de su carrera política el pasado 13 de agosto, en las elecciones PASO (Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias). El resultado en las urnas obliga al alcalde capitalino a bajarse del escenario público por al menos dos años, cuando ocurran las elecciones de medio término. Momento en que, si decide participar, seguramente necesite de una campaña ganadora.

El congreso de publicidad no es nuevo para Alfaro, ya que había sido el encargado de inaugurar su tercera edición en junio de 2018, cuando las elecciones PASO y la interna feroz de Juntos por el Cambio en Tucumán todavía ni asomaban en el horizonte político. Acto inaugural al que también asistió José Hugo Saab, secretario general más longevo que recuerde la comunidad de la UNT.

“La sociedad tiene mucho que decir, mucho que debatir y mucho que pensar sobre la comunicación y la publicidad política. Por eso, en este momento donde todo el clima está saturado de comunicación política, nuestra propuesta es reflexionar sobre este tema”, reflexiona Fabián Silva Molina en su invitación a la jornada, a través de las redes sociales.

En total, el congreso se dividirá en ocho ejes:

Publicidad política y perspectiva de género. Publicidad política y la construcción de imaginarios sociales. Publicidad y marketing político en su dimensión digital. Publicidad política en la era de la Inteligencia Artificial. Comunicación política y publicidad de bien público. Comunicación electoral y marketing político. Análisis de estrategias publicitarias. Construcción de imagen y branding político. Los interesados en participar pueden anotarse hasta el próximo 16 de octubre en los comentarios de las publicaciones de la cuenta de Instagram del evento.

¿Quién es Fabián Silva Molina?

Además de ser el publicista de Germán Alfaro, el profesor Silva Molina es recordado por uno de los episodios más escandalosos de la política tucumana. Ocurrió durante la administración del fallecido Julio Miranda.

Un “histórico operador alperovichista”, como lo recuerdan algunos. Su nombre escaló a las primeras planas de los diarios en los primeros años del nuevo milenio por el archivado caso Fundación PIBE, que era presidida por la ex senadora Beatriz Rojkés de Alperovich. Se trataba de una institución que decía dedicarse a la búsqueda de menores desaparecidos en situaciones dudosas y cuyo archivo con supuestas pistas de los paraderos se quemó en un incendio cuyo origen jamás se pudo determinar. Pero el rol del profesor universitario nada tiene que ver con este hecho misterioso, sino con el desvío de fondos públicos en concepto de pauta publicitaria oficial que detectó y denunció en su momento el abogado peronista Oscar López, con investigación a cargo del ex fiscal anticorrupción, Esteban Jerez.

Se sospechaba que a través de PIBE se preferenciaba a tres agencias publicitarias (Magritte, Dellagalera y Cliché), una de ellas de Silva Molina, para la contratación de publicidad oficial. Años después, en 2004, el juez Juan Francisco Pisa, designado por José Alperovich –esposo de Rojkés-, desestimó la causa y la archivó por “ausencia de elementos incriminatorios suficientes, así como toda comprobación de las circunstancias de tiempo, lugar y modo del presunto hecho ilícito”.

“Según se constata en el libro El Zar Tucumano, Silva Molina fue el encargado de la campaña que llevó a Alperovich a la gobernación en 2003. Pero, además de su trabajo como publicista, Silva Molina ha protagonizado algunos hechos escandalosos que terminaron en la justicia, como fue el millonario desvió de fondos oficiales de la provincia hacia la Fundación PIBE en la cual se desempeñaba como Director”, consigna el sitio Tucumán Despierta.

Más Noticias