viernes, 24 mayo, 2024
InicioEconomíaCuánta plata necesita una familia por día para ser de clase media...

Cuánta plata necesita una familia por día para ser de clase media y no caer en la pobreza

Una familia tipo necesitó en la Ciudad de Buenos Aires un presupuesto de $852.236,05 para afrontar sus gastos en enero, según un relevamiento del Centro de Educación, Servicios y Asesoramiento al Consumidor (CESyAC). De esta manera, se desprende el dato que una familia necesitó en enero $28.407,87 diarios para afrontar los gastos mensuales; $9.747,32 son para adquirir productos de consumo masivo y $18.660,55 para contratar los servicios básicos del hogar.

Las subas más fuertes en productos de consumo masivo fueron en los productos de limpieza (31,49%) y comestibles envasados (23,59%). Dentro de los servicios básicos, lo que más subió fueron los colectivos (45%), medicina prepaga (40%) y subtes (37,5%).

El informe hace un seguimiento sobre los precios de la canasta de alimentos y servicios, entre varios ítems, el alquiler de vivienda, los gastos de un auto de 10 años de antigüedad, el abono de medicina prepaga, la cuota de un colegio privado de dos niños y el abono familiar en un club.

En una comparación interanual, se detectaron también subas siderales en un mismo producto como en el arroz (500 gr) que se encareció 772,32% (costaba $159,13 en febrero 2023 y actualmente vale $1.388,14).

En tanto, los fideos mostacholes, pasaron de $193,45 a $992,40, lo que representa una variación de 413% en un año. La Yerba Mate de 500gr valía $439 hace un año, mientras que ahora está $1.961,61 (346,86% más caro).

En enero, el Índice de Precios al Consumidor que releva el INDEC para medir la inflación, aumentó un 20,6%, con lo que la inflación interanual acumulada llegó al 254,2%.

La inflación de enero fue del 20,6%, según datos del INDEC

Con todo, la inflación del mes pasado se ubicó por debajo del 25,5% que se registró en diciembre y del cálculo del 21,9% que estimaron las consultoras que participaron del Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) que realiza el Banco Central (BCRA).

Al igual que las mediciones privadas como la del Cesyac, el rubro de mayor aumento en el mes fue el de «Bienes y servicios varios» con el 44,4%, producto del incremento en artículos de Cuidado personal.

Le siguieron «Transporte», con el 26,3%, por las subas en transporte público y el arrastre del aumento de combustibles, junto con «Comunicación», con el 25,1%, por el alza en servicios telefónicos y de internet.

La inflación cedió levemente en enero

El presidente Javier Milei recibió con buenos ojos el segundo dato de inflación de su gestión. Hace una semana, el INDEC anunció que la inflación en el mes de enero desaceleró levemente y se ubicó en la línea del 20,6%, lo que en el acumulado anual deja una cifra de 254,2%.

Entre los rubros que más subieron, se encuentran: bienes y servicios varios (44,4%), transporte (26,3%) y comunicación (25,1%). Alimentos y bebidas no alcohólicas aportó la mayor incidencia sobre la variación mensual en todas las regiones del país. Por otra parte, la Patagonia fue la región de mayor suba mensual (24,2%), escoltada por Cuyo (22,3%).

¿Por qué la inflación desaceleró en enero?

Los analistas proyectaban inicialmente que la inflación de enero rondaría alrededor de 25% o incluso algo más, pero con el correr de las semanas fueron recalculando hacia abajo. Y de acuerdo a las estimaciones definitivas el costo de vida de enero tuvo un descenso más pronunciado y osciló entre 18% y 22%.

Según analistas, los precios en el rubro de alimentos

Según analistas, los precios en el rubro de alimentos cayó fuertemente en las últimas dos semanas de enero.

Sobre las causas de la tendencia descendente mayor a la prevista, los analistas concuerdan que la principal razón es la desaceleración en los precios de alimentos y bebidas particularmente en las dos últimas semanas del mes.

Por el impacto de la devaluación, el rubro alimentos y bebidas en diciembre había evidenciado un aumento de 29,7%, con lo cual registró una suba interanual de 251,3% superando el nivel general de inflación de 211,4%.

La consultora Eco Go estimó que la inflación en el rubro alimentos en enero se ubicó en 20,3%, mientras que el sondeo de C&T Asesores Económicos -que releva en el Gran Buenos Aires.-arrojó un alza de 16,3%.

En tanto, la consultora LCG difundió este jueves su relevamiento del índice de alimentos y bebidas que en la quinta semana de enero registró una inflación de 1% lo que implica una desaceleración de 2,4 puntos respecto a la semana anterior. Así, la consultora indicó que la inflación promedio en alimentos «continuó desacelerándose y se ubicó 17,8% mensual, y «medida punta a punta de las últimas 4 semanas también se movió a la baja llegando a 10,7%».

En este contexto, Lucio Garay Méndez, atribuyó el menor ritmo de suba en alimentos en enero a «dos factores claves». Por un lado, explicó que «los salarios no están siguiendo la inflación y en ese sentido la demanda le está poniendo un techo a la inflación núcleo donde el componente más importante es alimentos y bebidas».

«Y el segundo factor es que alimentos y bebidas se rige mayormente por el tipo de cambio oficial que sigue anclado en un crawling del 2% mensual. Al principio esoas precios tuvieron un periodo de reacomodamiento de la distorsión que venían acumulando dado que seguían un tipo de cambio oficial atrasado, tuviste una devaluación, se corrigieron, y ahora están en línea con este crawling del 2% mensual».

A su vez, Camila Antequera, analista del Centro de Estudios Orlando Ferrreres,  sostuvo que «que ante la incertidumbre, los vendedores se cubrieron con fuertes subas anticipadas en diciembre, lo cual llevó a que muchos de ellos mantuvieran los precios sin demasiados cambios en enero o incluso llegaran a bajarlos, y a esto se suma la caída en la capacidad de compra de los consumidores que también presiona a la baja la inflación».

En sintonía, Rosario Vidaurreta, de Analytica, indicó que «para enero proyectamos una inflación cercana al 22%, donde el arrastre que dejó diciembre tiene un peso importante» y destacó que «el menor nivel respecto a diciembre se debe al congelamiento del tipo de cambio y a cierta desaceleración en el precio de los alimentos y bebidas».

Más Noticias