domingo, 14 julio, 2024
InicioPolíticaEn el gobierno de Lula crece la preocupación por eventual un triunfo...

En el gobierno de Lula crece la preocupación por eventual un triunfo de Javier Milei

Las preocupaciones brasileñas por el futuro político-económico argentino y regional crecieron en las últimas horas a medida que se acercan los comicios de este domingo 22. Así lo expuso Fernando Haddad, el influyente ministro de Finanzas de ese país, quien reconoció en una entrevista con la agencia Reuters que en Brasilia preocupa una posible victoria presidencial de Javier Milei, ya que, señaló, Argentina es uno de los principales socios comerciales de Brasil.

«Por supuesto que estoy preocupado. Una persona cuyo lema es romper la relación con Brasil que se construyó durante siglos sí nos preocupa. Preocuparía a cualquiera», dijo el ministro Haddad en lo que representa la primera reacción fuerte del gobierno de Luiz Inacio Lula da Silva, a quien el Libertario tilda de “comunista enojado” y de «socialista con vocación totalitaria».

En el caudal de promesas electorales, Milei puso al Brasil de Lula en el mismo nivel que China amenazando con no tener relaciones con ambos países si llegara a ser presidente, por ser gobernados por «el comunismo» . Hace unas semanas acusó a Lula de intentar favorecer la candidatura de Sergio Massa en detrimento de la suya.

¿Cómo sería eso según Milei? Llamando personalmente al Banco de Desarrollo de America Latina -CAF- para que le concedieran a la Argentina un crédito de 1.000 millones de dólares. El bombardeo de redes que siempre amplifican la estrategia libertaria obligó al gobierno brasileño a desmentir la acusación. El contexto le vino bien igual al candidato de la LLA, porque Lula intentó por diferentes medios ayudas financieras y económicas a la Argentina actual para enfriar la crisis. Ninguna prosperó.

Por otra parte, las alianzas en danza colisionan. Mientras que Lula da Silva tejió una relación de amistad con Alberto Fernández, el presidente saliente, y de manera indirecta bendijo a Sergio Massa como candidato, Milei se es amigo de sus enemigos: los Bolsonaro. De hecho, el diputado e hijo del ex presidente Jair Bolsonaro, Eduardo, es esperado el domingo 22 por los libertarios en su bunker adonde aseguran que “El León” triunfará en primera vuelta.

Como la Libertad Avanza viene informando además hace semanas, tienen otros invitados: dirigentes de la ultraderecha europea, españoles, alemanes y algún que otro latinoamericano, entre ellos chilenos. Con Milei dirige redes y piensa estrategias un hombre que según los hombre de Lula estuvo muy por detras de la batalla informática de Bolsonaro en las elecciones de 2021 donde intentó ser reelegido pero ganó Lula. Se trata de Fernándo Cerimedo, a quien también acusan de estar por detrás del asalto a las instituciones perpetrado por los bolsonaristas del 8 de enero pasado, sin que ello sea una información confirmada.

«No transpongan las cuestiones internas a las relaciones internacionales. Incluso cuando tengan preferencias, expresadas o no», dijo Haddad, ya citado por Folha do Sau Paulo, y hablando de las relaciones del gobierno brasileño ocn ls diferentes tendencias políticas.

«Es vecino de Brasil, su principal socio en América del Sur. Por eso se preocupa cuando un candidato dice que va a romper con Brasil. ¿Qué ha hecho usted para merecer este tipo de trato?«, se preguntó el ministro sobre los insultos de Milei.

En el medio todo ello, quedó Patricia Bullrich, cuyo equipo, y el del jefe del gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, mantienen muy buenas relaciones, aunque no directas con Lula da Silva, con Itamaraty -el ministerio de Relaciones Exteriores brasileño- y con su embajada en Buenos Aires.

Dudas con los planes de Milei en política exterior

Si bien el Libertario ya no habla tanto de sus más incendiarias promesas, y su gente intenta apagar los fuegos -sobre todo las dos mujeres más relevantes del espacio, Victoria Villaruel, y Diana Mondino– la llegada de Milei es una incógnita en materia interna y también externa.

En el último tiempo, a Milei sólo se lo vio en una foto con el embajador de los Estados Unidos, Marc Stanley, y en sus actos flamean las banderas de Israel, los que serán sus dos principales aliados, dijo.

Parte de ello se vio el miércoles en el debate pre elctoral que mantuvieron los referentes de política exterior de los candidatos. El embajador Gustavo Martínez Pandiani, hombre de Massa, debatió en el CARI ante Mondino (Milei) y Federico Pinedo (Bullrich) y fue el único que llevó números que resaltan los peligros: si se cierra la estructura de exportación de Argentina con Brasil, China y la India, se va a cerrar el flujo con los que representan: respectivamente, el 15%, el 10%y el 5% de las exportaciones. O sea, un 30%. Los tres son además miembros centrales de los BRICS. Milei y Bullrich amenazaron con suspender la entrada de la Argentina a esa club político.

Por otro, lado Martínez Pandiani recordó que el 57% de lo que produce la provincia de Buenos Aires va a Brasil, empezando por el complejo automotor de las plantas de Pacheco y Zárate, sin contar con las economías que son mono exportadores a Brasil, que aún con los problemas que tiene este país recibe exportaciones de unas 2.000 empresas argentinas, el 85% de ellas, pymes. Brasil tiene 16.000 millones de dólares invertidos en Argentina, con unas 50.000 personas empleadas.

El líder de la Libertad Avanza también apuntó contra el Mercosur, que hasta ahora ni siquiera el uruguayo Luis Lacalle Pou logró afectar con sus reclamos de modernización y apertura.

Ahora, si el diputado Milei llega a ser presidente, Argentina «seguirá su propio camino», dijo él mismo sobre el bloque que integra de manera plena junto a Brasil, Paraguay y Uruguay. Bolivia está en camino de ingresar y Venezuela sigue suspendida y en una situación irregular.

Más Noticias