miércoles, 24 abril, 2024
InicioSociedadAmenazas de bomba en colegios: una acusada cumplirá arresto domiciliario

Amenazas de bomba en colegios: una acusada cumplirá arresto domiciliario

Por pedido de la defensa, este martes 17 de octubre tuvo lugar una audiencia de impugnación en el marco de la causa donde se investiga el delito de intimidación pública en perjuicio de la Escuela Normal Superior en Lenguas Vivas Juan Bautista Alberdi, ocurrido el lunes 28 de agosto del corriente año.

Durante la jornada, se solicitaron medidas de menor intensidad (arresto domiciliario mediante la colocación de un dispositivo electrónico de vigilancia) para la estudiante del último año del profesorado de Biología apodada “Majo”.

Por su parte, la auxiliar de fiscal de la Unidad Especializada de Delitos Complejos del MPF, Mónica Torchán, y por delegaciones del fiscal subrogante Carlos Saltor, se opuso a lo planteado por la defensa técnica de la joven, de 24 años, para el cese de la prisión preventiva (que se encontraba cumpliendo en la Brigada Femenina).

Al momento de contestar los agravios, la investigadora dijo que: «El 24 de septiembre se llevó adelante la audiencia donde se formularon cargos y se solicitó la prisión preventiva por 90 días que la jueza morigeró por 30 días (con vencimiento el próximo martes)”.

Sobre las pericias pendientes y los riesgos procesales, la Auxiliar de Fiscal comentó: “Hay un grupo de WhatsApp donde hablaban de las amenazas de bomba, pero estamos a la espera del informe final de UFED. La señorita ha borrado datos y hay que hacer un recupero. En su domicilio podría entorpecer la investigación (influir sobre testigos) y contactarse con esos miembros del grupo de WhatsApp”.

Para finalizar, la jueza de revisión hizo lugar al argumento de la defensa de la imputada, pero aclarando la prohibición de acceder a las cuentas de Google o crear nuevas cuentas digitales como así también de abstenerse del contacto con testigos (por el tiempo que dure la investigación).

El hecho atribuido

El lunes 28 de agosto del corriente año, a las 10:58 horas, la acusada con intenciones de causar temor público envió un correo electrónico a la casilla de la fotocopiadora de la Escuela Normal Superior en Lenguas Vivas Juan Bautista Alberdi, que se encuentra ubicada en el interior del establecimiento educativo sito en calle Muñecas 216 de la Capital, utilizando para el envío del mismo una conexión de internet de una empresa prestataria local de televisión por cable desde un IP asociado al domicilio de calle Garmendia al 400. El mail fue recibido por los empleados de la fotocopiadora y el mismo decía en el asunto “Advertencia” y en el cuerpo del texto: “Buenos días estimados trabajadores de la sociedad cooperativa de la Escuela Normal, me comunico con ustedes con el fin de que resguarden su seguridad y asimismo todo el alumnado del establecimiento debido a que durante la jornada de hoy mi equipo estará dejando un dispositivo de bomba en un rincón de la institución en son de protesta por el pésimo desempeño del personal administrativo en los tres turnos tanto de preceptores como de secretaría y de rectorado”. De esta manera provocó temor entre los miembros de la escuela y la población en general por lo que tuvieron que intervenir personal policial y bomberos, aplicando protocolo para el caso, procediendo a trasladar a los 1.200 alumnos del turno mañana (nivel inicial y nivel secundario) al patio interno (ubicado en la parte de atrás) del establecimiento suspendiendo las clases a los fines del registro del lugar, generando tumulto en la gente que circulaba por la peatonal y caos en el tránsito por el despliegue de móviles de personal policial, bomberos y defensa civil.

Más Noticias