viernes, 21 junio, 2024
InicioSociedad«Yo mato por diversión»: la confesión de un hombre que fue condenado...

«Yo mato por diversión»: la confesión de un hombre que fue condenado a 18 años de prisión en Misiones

Un hombre de 36 años fue condenado este viernes a 18 años de prisión por matar a puñaladas e incinerar a un vecino en 2019 en Misiones. «Yo mato por diversión«, le dijo a su pareja luego de confesarle el crimen.

La pena del Tribunal Penal de la ciudad misionera de Eldorado recayó sobre Héctor Damián Catalán, quien en un juicio abreviado reconoció ser culpable del «homicidio simple» de Humberto Keller, de 50 años.

Según las fuentes judiciales, la víctima fue masacrada a golpes, apuñalada y luego incinerada la tarde del 6 de septiembre de 2019, en una zona semirrural ubicada a medio kilómetro del acceso al barrio Unidad, altura del kilómetro 18 de Eldorado.

Los investigadores nunca pudieron establecer concretamente el motivo del crimen, aunque la principal hipótesis apunta a algún problema relacionado a unas ollas y otros objetos que Catalán le había prestado a Keller.

El brutal crimen

El día del crimen, Catalán se trasladó en colectivo junto a su suegro desde la Aldea Perutí, en El Alcázar, hacia Eldorado para comprar una bicicleta.

Una vez que realizaron la compra, le pidió prestada la bicicleta a su suegro para ir hasta la zona donde residía Keller. «Voy a terminar lo que empecé», le dijo.

«Yo mato por diversión»: la confesión de un hombre que fue condenado a 18 años de prisión en MisionesLuego de unos minutos con la víctima, comenzó a darle golpes en el rostro y puntazos en distintas partes del cuerpo con un arma blanca.

Por último y sin saber si la víctima estaba aún con vida, le arrojó encima brasas ardientes que estaban dentro de dos tambores metálicos de 200 litros, causándole severas quemaduras.

Tras el ataque, el acusado regresó adonde lo esperaba su suegro, quien pudo ver su ropa ensangrentadas.

Esa misma noche, el imputado llegó a su casa y le confesó a su pareja lo que había hecho: «Maté a Keller, yo mato por diversión».

Al otro día, vecinos de Keller reportaron a la policía el hallazgo del cuerpo de la víctima, por lo que los efectivos detuvieron a Catalán, que solía compartir tragos con la víctima.

Con información de Télam.

Más Noticias