viernes, 24 mayo, 2024
InicioDeportesLa Copa Davis dejó certezas e incertidumbres: Cerúndolo, Báez y Etcheverry tomaron...

La Copa Davis dejó certezas e incertidumbres: Cerúndolo, Báez y Etcheverry tomaron la posta, pero ¿quieren reemplazar a Coria?

Argentina consiguió el objetivo: barrió a Lituania por 4 a 0 en la serie de primera ronda del Grupo Mundial I y aseguró su presencia en la elite de la Copa Davis el año próximo. El sólido 6-4 y 6-3 de Máximo González y Andrés Molteni ante Tadas Babelis y Edas Butvilas sentenció el triunfo del seleccionado capitaneado por Guillermo Coria, que en febrero jugará otra vez los Qualifiers. Depués, Tomás Etcheverry le ganó a Edas Butvilas por 6-2 y 6-4 para cerrar el día de la mejor manera. Aunque más allá de la victoria lógica, el duelo dejó una gran certeza: con una nueva camada de singlistas muy fuerte y un dobles afianzado entre los mejores del mundo, el equipo albiceleste tiene personal de sobra para dar pelear en el máximo nivel.

Francisco Cerúndolo, Sebastián Báez y Tomás Etcheverry, los tres referentes de la Next Gen celeste y blanca que están en el top 35 del ranking, tomaron la posta del singles para el duelo ante los lituanos y dejaron en claro que más allá de la juventud y la poca experiencia en esta competencia, están preparados para defender la tradición y el prestigio de Argentina en la Davis.

Cerúndolo (21° del mundo y 25 años) y Báez (28° y 22) se bancaron muy bien la responsabilidad de ser los encargados de jugar los primeros dos puntos de un choque en un Buenos Aires Lawn Tennis colmado y con un clima típico de Copa Davis. ¿Les costó más de lo esperado ante rivales inferiores en los papeles? Sí, pero como dijo el porteño, jugar la Davis es diferente y siempre genera más presión que un torneo del circuito.

«Es hermoso jugar en Buenos Aires, pero sabés que también vas a sufrir, porque jugás nervioso, con la presión de tener que ganar sí o sí. Si enfrentás a un rival como el que enfrenté (Vilius Gaubas, 476° del ranking y 18 años), toda la presión la tenés vos. Si perdés, es un papelón. Y si ganás, ganaste un partido que tenías que ganar y no te felicitan mucho porque hiciste lo que tenías que hacer. No es fácil. Pero es un desafío que te enseña mucho y que tenés que disfrutarlo de alguna manera», comentó Fran, que disputó por primera vez una serie de local.

No fueron excusas. Las palabras de Cerúndolo son las que vienen repitiendo los jugadores desde hace años. Pero tanto el porteño como Báez supieron el sábado dominar esos nervios, ganarle la batalla a la presión y cerrar dos partidos durísimos, que ilusionan de cara al futuro. Ellos, igual, no se quieren apurar.

«Soy un privilegiado y un agradecido de estar en esta serie. Para mí siempre es un orgullo representar a la Argentina y estoy contento de haber podido aportar mi punto desde adentro de la cancha. Fran, Tomy y yo somos chicos. No sé si nos esperan muchas series. Espero que sí, porque significaría que estamos en buen camino. Pero lo veo como algo muy lejano todavía -sostuvo Báez-. En esta ocasión estuvimos nosotros, pero no sabemos qué va a pasar más adelante. Diego Schwartzman no estuvo acá, tampoco otros muy buenos jugadores que tiene Argentina, pero quizá puedan volver para la próxima».

«Que estemos los tres acá como singlistas no me parece tan raro. Se fue dando como un proceso. Para Tomy fue la primera serie, pero Sebas y yo habíamos jugado algunas y fuimos aprendiendo de los otros jugadores cuando estábamos un poquito más atrás. Acá nos tocó ser líderes y creo que estábamos preparados«, comentó Cerúndolo.

«Son jugadores que van a representar a Argentina en muchas series -auguró Coria-. Este ya es un equipo duro. Estos chicos están preparados para dar pelea en todas las superficies. Acá sacaron adelante una serie dura en lo emocional. Y cuando empiecen a tener esa confianza y esa experiencia que les dan las series jugadas, van a ser rivales muy difíciles. Mi única obligación, mi responsabilidad, es seguir aportándoles mi granito de arena, para que vayan adquiriendo cosas y se vayan haciendo cada vez más fuertes en Copa Davis».

A esa camada de singlistas que recién están comenzado su camino en la Davis, se suma un dobles que brinda tranquilidad en un punto en el que Argentina históricamente siempre sufrió. Porque González y Molteni, de enorme presente en el circuito (ganadores de cinco títulos este año, los dos en el top 10 y candidatos a jugar las ATP Finals en algunos meses), están sin dudas entre las mejores parejas del mundo. Y lo demostraron con un triunfo sin puntos flojos en el partido que cerró la serie.

«Nos tocó ser líderes y creo que estábamos preparados», dijo Cerúndolo. EFE/ Luciano GonzálezCon una formación sólida, la única duda que gira en torneo del equipo es, justamente, el capitán. El contrato del Mago termina a fin de año y hay versiones que indican que en la cúpula de la AAT se inclinarían por reemplazarlo. ¿Quién podría tomar su lugar en el banco? Hay dos nombres que se escucharon -no de fuentes oficiales, vale aclarar- como posibles candidatos en el BALTC este fin de semana.

Uno que respondería a la idea de un capitán con perfil más bajo que Coria es Fabián Blengino, quien fue entrenador de Agustín Calleri, actual presidente de la Asociación, y también acompañó al Mago en 2004, cuando llegó a la final de Roland Garros.

El otro es Juan Ignacio Chela, que anunció hace unos días el final de su sociedad con el Peque Schwarztman, a quien llevó al top 10 del ranking y a las semis del Grand Slam francés.

De todas maneras, la sensación que había a principios de la semana era que el futuro de Coria dependía mucho del resultado del choque ante Lituania. Habrá que ver si este triunfo por 3 a 0 (apenas el segundo para él como capitán, para dejar su récord en 2-4), termina de convencer a los dirigentes. El santafesino, por lo pronto, tiene ganas de seguir.

«Ojalá nos esperen muchas series, porque significaría que vamos por buen camino», aseguró Báez. Foto Prensa AAT / Omar Rasjido«Ojalá pueda quedarme un año más porque me siento cómodo y tenemos grandes jugadores. Creemos que estamos haciendo las cosas bien. Hablaré con los dirigentes. También es importante preguntarles a los jugadores qué quieren, porque si no están a gusto conmigo, doy un paso al costado. También me quiero tomar unos días para pensar si puedo seguir aportándoles cosas a los chicos, voy a hablar con mi cuerpo técnico y conmigo mismo, porque uno tiene que seguir siendo útil para el equipo. Me gustaría seguir, pero si me voy, me voy a ir feliz y orgulloso por todo lo que hicieron y el tiempo que compartimos con este grupo», afirmó el capitán.

Y lanzó un pronóstico como para que los fanáticos se ilusionen a lo grande: «Tenemos jugadores para pelear bien arriba. Somos sólidos en todos los puntos. Tenemos opciones para el dobles, tenemos singlistas que juegan bien, tanto en polvo como en cemento, porque se adaptan muy bien a todas las superficies. Tenemos equipo para volver a levantar la Ensaladera«.

El camino para 2024

¿Ante qué panorama quedó Argentina de cara a la Davis de 2024? Cuando en enero se anunció el final de la sociedad con el grupo Kosmos, que había introducido el nuevo sistema de competencia, la ITF garantizó que esta temporada se jugaría como estaba programada, pero no dio pistas sobre qué pasará a partir del año que viene. Si se mantiene el actual formato, el primer compromiso del equipo celeste y blanco serán los Qualifiers, en febrero.

En esa instancia, Argentina buscará un triunfo que los meta en la fase de grupos de septiembre. Los playoffs se jugarán de manera similar a la serie que le ganaron el fin de semana a Lituania y habrá qué esperar varios meses para conocer con qué país chocará y si lo hará de local o de visitante.

El rival podría ser uno de los equipos que ganaron los otros cruces del Grupo Mundial I este fin de semana o uno de los que finalicen entre el 5° y el 16° lugar de las Finales de este año.

En el primer grupo ya están confirmados Alemania, Kazajstán, Bélgica, Ucrania, Hungría, Israel, Portugal, Eslovaquia, Taipei y Brasil y Perú.

El lote que bajará de las Finales se terminará de definir cuando se juegue el Final 8. Por ahora, los que ya saben que jugarán los Qualifiers son Francia, Chile, Suecia, Suiza, España, Corea del Sur, Estados Unidos y Croacia, que quedaron eliminados en la fase de grupos que se jugó esta semana.

Canadá, Italia, República Checa, Serbia, Países Bajos, Gran Bretaña, Australia y Finlandia se metieron en la fase decisiva que se disputará en noviembre en Málaga. Si se repite lo que ocurrió en 2023, los dos finalistas se clasificarán directamente a las Finales de 2024, dos recibirán invitaciones para esa instancia y los otros cuatro disputarán los playoffs y podrían cruzarse en febrero con Argentina. El sorteo se hará el 26 de noviembre, último día de competencia en esa ciudad española.

Más Noticias