miércoles, 19 junio, 2024
InicioEconomíaVino: las bodegas alertan por la baja de las exportaciones y piden...

Vino: las bodegas alertan por la baja de las exportaciones y piden un nuevo «dólar Malbec»

Reclaman por la demora del Gobierno en habilitar pagos al exterior y reclaman nuevas condiciones para acceder al tipo de cambio especial para economías regionales.

Bodegas de Argentina, la entidad que nuclea a las principales productoras de vino del país, expresaron su preocupación por la caída en las exportaciones de vino y describieron la situación como «crítica».

«Las disminuciones de ventas y el impacto en la relación con los clientes, como consecuencia de las demoras en los pagos al exterior se traduce en menor nivel de actividad de las empresas y afecta a toda la cadena de valor de la industria del vino», indicaron en un comunicado.

Durante el primer semestre, la exportación de vino fraccionado cayó 26,8% y a granel, 44.5%, según datos del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV). Esto totaliza una disminución del 31,7% en el volumen de vinos despachados al exterior. Si se mide en facturación, la baja fue de 20% para los fraccionados, del 32,3% para los graneles y del 21% en total.

«Las caídas de volumen y facturación se deben fundamentalmente a la falta de competitividad del tipo de cambio, frente a los incrementos de costos que han tenido los componentes de los productos (insumos de packaging, materias primas, mano de obra y gastos en general)», sostuvieron las bodegas.

«A La situación generalizada de la macroeconomía, con costos que se incrementan al 150% de manera interanual, debe sumarse la situación particular de nuestra industria donde, una cosecha baja en volumen disparó los precios de las uvas a valores que superan el 200% y el 300% mayores a los de la cosecha 2022″, explicaron.

Las empresas advierten que la suba de costos y un tipo de cambio atrasado hicieron caer la rentabilidad y destacaron que los más afectados son los productos con rentabilidades más bajas, es decir, los de menor precio y más volumen.

«El Programa de Incentivo a las Exportaciones (dólar a $ 300) no resultó de fácil acceso a las bodegas. Las condiciones de ingreso no generaron incentivo alguno para exportar en mejores condiciones cambiarias», mencionaron con relación a la obligación de que las firmas tuvieran productos en el programa Precios Justos.

Las empresas vienen pidiendo quita de retenciones (4,5%) y un dólar especial para las economías regionales, que en su caso se bautizó como «dólar Malbec».

Los vinos argentinos, cada vez más reconocidos en el mundo. Foto: Shutterstock.

Los vinos argentinos, cada vez más reconocidos en el mundo. Foto: Shutterstock.

Además de la falta de competitividad, las compañías apuntaron contra las restricciones de transferencias al exterior, «ya sea para importar insumos o pagar servicios».

«Somos una industria que exporta productos finales y debemos abastecernos de insumos importados y abonar a nuestros clientes y distribuidores sus comisiones por ventas, acciones de promoción y publicidad, servicios de marcas, asistencia a ferias internacionales, asesoramientos, etc. El incumplimiento de pago en estos conceptos, genera falta de incentivos comerciales en los puntos de ventas. El mundo del vino es muy competitivo y la ausencia de estos incentivos se traduce en menores ventas», explicaron.

Qué piden las empresas

Las bodegas piden revisar y actualizar el dólar especial para las economías regionales y eliminar la obligación de participar de Precios Justos. «En el caso del vino, las mejoras en el tipo de cambio no impactan en el mercado local. La oferta exportable y del mercado doméstico son totalmente diferentes». 

Piden, además, que se aumente el dólar especial por sobre los $ 300 y que eventualmente se ponga un monto que se vaya actualizando con el tipo de cambio oficial. Y que ingresen en ese tipo de cambio todas las cobranzas pendientes de ingreso y liquidación.

Por otro lado, creen que hay que extender la ventana de tiempo para las operaciones. «La lógica del negocio exige unos 45 días para despachar la mercadería solicitada por los clientes, a lo que debe sumarse otros 90/120 días para el cobro de las mismas. Es decir que estamos en unos 160 días de tiempo desde el inicio hasta el final de la operación. Si bien existe la posibilidad de pre financiamiento en dólares del exterior (como indica el decreto original), no es accesible para los más de 400 exportadores vitivinícolas de nuestro país», sostienen.

También solicitan que se agilicen pagos al exterior, tanto de servicios como de insumos.

NE

Más Noticias