miércoles, 17 abril, 2024
InicioSociedadCayó en Argentina un violador serial que había quedado libre por un...

Cayó en Argentina un violador serial que había quedado libre por un error burocrático en Paraguay

Luis Héctor Morinigo Cantero, de 51 años, oriundo de La Matanza, fue detenido este lunes en la terminal de Retiro por el área de Interpol de la Policía Federal Argentina. La Justicia paraguaya lo buscaba con una circular roja ordenada por el Tribunal Colegiado de Sentencia de Asunción por el delito de abuso sexual agravado.

En Paraguay, el sospechoso de La Matanza había sido condenado a 30 años de cárcel por violar a varias mujeres a punta de pistola, tras ser capturado en 2010. De esa condena, cumplió 13 años y fue echado a la Argentina. Sin embargo, aseguran fuentes del caso, esa expulsión fue por error, en una curiosa serie de eventos.

El hecho que se le imputa ocurrió años atrás en la Ciudad de Itá, del Departamento Central de Paraguay, cuando atacó con un arma de fuego a una mujer, a la que abandonó luego de violarla.

Con el devenir de las denuncias en ese país, la justicia paraguaya lo acusó por una serie de violaciones a mujeres en esa misma ciudad de Itá y su captura se produjo en 2010. Contaba con un total de 30 años de condena, ya tenía 13 años cumplidos y le faltaban 17 años más. Es decir, que debía ser liberado en 2040.

La PFA en Retiro, donde capturaron al sospechoso

Sin embargo, en abril de este año fue expulsado, según los registros de Migraciones de Paraguay. En ese momento, y tras una gran repercusión en ese país, la jueza Silvana Raquel Luraghi ordenó su captura nacional e internacional. De esta manera, fue emitida una Notificación Roja con el nombre de Cantero.

De acuerdo a la investigación de la División Federal de Fugitivos y Extradiciones de la PFA lograron establecer que ingresó al país el 14 de abril pasado, por el cruce Puente San Ignacio de Loyola e identificaron domicilios en los que podría haberse refugiado en La Matanza.

Durante la investigación, los detectives establecieron que el prófugo estaría por realizar un viaje hacia el interior de la Argentina, probablemente desde la Terminal de Ómnibus de Retiro. Y lo esperaron. Morinigo Cantero apareció a media mañana de este lunes. Identificado, los agentes lo detuvieron con fines de extradición.

En el caso interviene el juez federal Sebastián Ramos.

Paraguay investiga

En tanto, Paraguay intenta determinar dónde estuvo la falla. La viceministra de Política Criminal Leticia Sanabria, en diálogo con el canal de noticias paraguayo ABC TV, dijo que la condena a 30 años de Morínigo Cantero no figuraba en el sistema informático de la Policía y que por eso fue liberado.

No obstante, la funcionaria indicó que se abrió una investigación que alcanza a las autoridades del Ministerio de Justicia paraguayo y a funcionarios de la Penitenciaría Nacional de aquel país.

Por su parte, el ministro de Justicia, Daniel Benítez, explicó en diálogo con Última Hora que a inicios de abril pasado la cartera que encabeza recibió el oficio judicial Nº 511, de fecha 11 de abril de 2023, del Juzgado de Ejecución Penal del cuarto turno, por el cual se comunicaba que el recluso “cumplió con las dos condenas anteriores y por el cual se dispone su libertad, ya que este debería ser expulsado del país”.

Luis Héctor Morinigo Cantero fue condenado a 30 años de cárcel en Paraguay por varios abusos sexuales

El titular del Ministerio de Justicia señaló que el condenado por violación tenía tres causas, pero solo las dos condenas anteriores figuraban en los registros de la Penitenciaría de Tacumbú, donde estaba alojado, Justicia y de la Policía Nacional. “El recluso fue llevado a Judiciales, donde se revisó si tenía otras resoluciones pendientes y como no figuraba nada en los registros, se lo remite a Migraciones y se lo expulsa del país”, precisó al medio paraguayo.

La jueza Luraghi presentó los oficios referentes a la tercera condena, que cuentan con los sellos de mesa de entrada de la Comandancia de la Policía Nacional y la prisión. Benítez confirmó que desde Tacumbú le aseguraron que no tenían disponibles esos documentos.

Para el ministro de Justicia es difícil hablar sobre algún tipo de pago, ya que el recluso no cuenta con la capacidad económica para ofrecer dádivas a los funcionarios.

“No estaba vinculado a alguna acción criminal”, añadió y consideró: “Yo creo que fue un error humano involuntario. Alguien no cargó el oficio o se traspapeló. Esto es algo que no pasa todos los días. También debo reconocer que necesitamos actualizar todo lo que es nuestro sistema informático en el Ministerio de Justicia”, indicó Benítez.

Por el error, ocho funcionarios de la cárcel fueron separados de sus cargos.

Fuente Infobae

Más Noticias