domingo, 26 mayo, 2024
InicioPolíticaQuién es Rocío Bonacci, la diputada libertaria que presentó el proyecto de...

Quién es Rocío Bonacci, la diputada libertaria que presentó el proyecto de derogación de la ley del aborto

La diputada de La Libertad Avanza (LLA) Rocío Bonacci es la responsable del proyecto de derogación de la ley de legalización del aborto, presentación que tuvo lugar este lunes y que generó cuestionamientos de quienes apoyaron la actual normativa aprobada en 2020 y también de quienes afirman que no es momento de tratar el tema, en medio de la crisis económica, los problemas del oficialismo para conseguir apoyos en el Congreso y en plena tensión entre el presidente Javier Milei y los gobernadores provinciales.

El proyecto es mi iniciativa no del Ejecutivo y ha sido puesto a la consideración del cuerpo que integro. Defiendo la vida. Ni más, ni menos”, expresó Bonacci desde su cuenta de X ante las consultas de seguidores y rumores de que el mandatario libertario no estaba al tanto de la propuesta de derogación de la ley del aborto.

Bonacci tiene 27 años, es oriunda de Funes, provincia de Santa Fe, y en las redes sociales se presenta como técnica en Podología, emprendedora y diputada nacional por La Libertad Avanza. Desde el 10 de diciembre es la legisladora más joven de la Cámara. Entonces, en un entrevista con La Capital, afirmó que ella prefería no definirse como política, pero que su participación en la gestión pública era “para acompañar la construcción de una alternativa que produzca un cambio profundo”.

“No me gusta la política como la vemos hoy (..) Nada de esto nos da ‘esta política’”, decía la legisladora y explicaba: “Si me preguntás si soy ‘política’, te voy a decir que no, no me interesa. Quiero sí acompañar la construcción de una alternativa que produzca un cambio profundo, que nos permita vivir mejor”.

Bonacci se crio en un hogar donde la política es lo diario. Es hija de José Bonacci, exconcejal rosarino (2001-2005) y principal referente del partido Unite, que dio soporte electoral a Javier Milei en Santa Fe. Su madre es Beatriz Brouwer, quien ingresó en las boletas de LLA como diputada provincial por Somos Vida.

En una entrevista con LA NACION, José Bonacci afirmó que comenzó en política cuando, afiliado al PJ, en 1992 escuchó un discurso de Aldo Rico que lo motivó y lo llevó a integrarse al Movimiento de Dignidad Nacional (Modín), el espacio fundado por ese exmilitar que en la Semana Santa de 1987 se levantó contra el gobierno de Raúl Alfonsín.

De hecho, Rocío Bonacci dijo en la entrevista con el medio santafesino: “Soy hija del operativo Dignidad. Mis padres se conocieron militando en el Modín de Aldo Rico, ella era cabo en comisión del Ejército Argentino como enfermera militar y él, impresor”. Por ese entonces, Brouwer era una enfermera militar y había participado del levantamiento de Campo de Mayo.

Su padre, en 2011, se postuló a la presidencia por Partido del Campo Popular (PCP), una reconversión del viejo Modín. Se definía como un político ecléctico, “nacionalista, desarrollista y republicano”.

Si bien apoya al actual presidente, en septiembre de 2022 el propio Milei acusó a José Bonacci de robarle el nombre de su partido Confederación Avanza Libertad, algo que fue subsanado con el tiempo. Pero no es la única denuncia que recibió. En agosto de 2023, el político, quien desde 2021 es dueño de una imprenta, fue denunciado por políticos del espacio Lier.ar de Santa Fe que afirmaban que Bonacci no imprimió sus boletas, se quedó con el dinero y los dejó afuera de la contienda electoral porque no llegaron a tiempo a presentar las papeletas testigo o bien no aparecían las suyas en las mesas. Tras ello Bonacci fue señalado por otros espacios por haber especulado con centrar todos los votos liberales en el partido que efectivamente apoyaba, LLA.

Una de las alianzas de José Bonacci en 2023, quien fue denunciado por no imprimir las boletas con otros espacios aliados

Las últimas noticias de Bonacci padre marcan que a fines de diciembre pasado fue demorado por la Policía tras una denuncia de sus vecinos que aseguraban que habían escuchado disparos en su casa. El hombre tenía seis armas con registro, informó por entonces Letra P.

Más allá de la carrera en la función pública de sus padres, Rocío Bonacci destaca su cuna política. Su abuelo era peronista y su abuela, radical; en tanto su bisabuelo era “fascista”, según aseguró al medio santafesino. “En la mesa del comedor de mi casa he escuchado sobre la política de Santa Fe y del país durante 20 años, estuve presente en el momento en que todo esto empezó con la candidatura de [José Luis Espert] a presidente y también ayudando a armar bolsas de boletas electorales”, afirmaba.

No obstante la impronta política de su hogar, ella cuenta que sus padres le daban “libertad” de elección. “Querían que fuera abogada y opté por la kinesiología, después encontré una veta económica interesante en la manicuría. Mi papá me dijo entonces ´no importa, no hay trabajo indigno, aunque seas recolectora de residuos lo importante es que tu calle sea la más limpia´”.

La diputada libertaria en 2015 votó a Mauricio Macri, algo, que según dijo, iba en contra del mandato familiar. “Mi primer voto fue por el cambio. Fue por Macri y me defraudó. Yo voté diferente a mi papá, como muchos otros jóvenes que van a contramano del mandato o de la tradición política de sus viejos”, manifestaba en diciembre pasado a La Capital.

Sobre la militancia política decía que era “ofrecer servicios de mejor calidad y a mejor precio, ser solidarios con los que te rodean y ser coherente con lo que se hace y se dice”. Sobre este último punto, advertía: “Después ves grandes militantes revolucionarios que usan iPhone y tienen gustos burgueses y grandes militantes republicanos que solamente quieren un carguito del Estado”.

Por otra parte, explicaba cuál sería su aporte desde la Cámara baja: “Se necesita urgente una reforma política de verdad, la implementación de la boleta única, la prohibición de aportes privados a las campañas electorales, la posibilidad de presentación de candidaturas independientes, un sistema electoral más transparente, la revocatoria de mandatos y la prohibición expresa que los funcionarios sean candidatos…. No puede ser que el voto sea un cheque en blanco y que un ministro use su ministerio como un partido político y haga campaña con ´la nuestra´. Es infame”.

Sobre su actual jefe político, destacaba su transparencia. “Milei es lo que ves, su principal capital político es su palabra. Mi compromiso es ser ´leal´ pero no solo a una persona, porque no soy personalista, sino al compromiso que Milei tomó: ‘devolverle el poder al pueblo’. Además, estar con Milei es un imperativo de mi generación y no es que somos de derecha… es que lo que nos dejaron no sirve para nada”.

El proyecto

Son cinco legisladores del oficialismo que acompañan en el texto presentado por Bonacci la iniciativa que define al aborto como un delito, incluso en caso de violación: Benedit Beltrán, María Fernanda Araujo, Lilia Lemoine, Manuel Quintar y Oscar Zago.

A diferencia de lo que establecía el Código Penal desde 1921, reformado con la legalización del aborto, el proyecto oficialista no contempla que no sean punibles las mujeres que hayan quedado embarazadas producto de haber sido violadas y que decidieran abortar. Eso quedará a criterio de los jueces.

“Decidimos eliminar la causal de no punibilidad por entender que la misma ha sido sistemáticamente interpretada como una justificación de la práctica”, argumenta el proyecto de LLA.

LA NACION

Conocé The Trust Project

Más Noticias