sábado, 13 abril, 2024
InicioEconomíaUn tip para Javier Milei: por qué no pedirle US$ 20.000 millones...

Un tip para Javier Milei: por qué no pedirle US$ 20.000 millones a Elon Musk?

Elon Musk podría pasar de los gestos a la acción. Siendo como es, partidario de darse los gustos en vida, el creador de Tesla, Space X y X (ex Twitter) debería aceptar el comentario que le escribió esta mañana Javier Milei (“tenemos que hablar”) y sentarse cara a cara con el presidente electo de la Argentina.

Acto seguido, el hombre más rico del mundo debería ofrecerle a Milei un préstamo blando de no menos, por decir algo, 20.000 millones de dólares cash, taca taca, para ayudar al futuro Presidente de la Argentina a poner primera el 10 de diciembre, en el arranque de un mandato que por ahora ofrece, como dice la calle, más dudas que certezas. Así, Musk pasaría de elogiar a Milei en las redes sociales a apoyarlo de forma concreta.

Después de todo, para un libertario como Musk no debería haber nadie mejor otro libertario como Milei.

Hoy Musk es el hombre más rico del mundo, según el ranking de billonarios que publica a diario la agencia de noticias Bloomberg. A este martes 5 de diciembre, el empresario de origen sudafricano tiene una fortuna personal de 220.000 millones de dólares.

Milei podría decirle: “Elon, te gastaste una ponchada de dólares en comprar (y un poco romper, todo hay que decir) Twitter, por qué no apostar por mi país y por mí, el primer presidente libertario de la historia de la humanidad”.

A Musk también se lo podría seducir con la idea de que la Argentina es, o lo fue, o podría volver a ser, el granero del mundo. Y está comprobado cómo contribuyen los alimentos, abundantes y a precios razonables, a la paz mundial.

En definitiva, con un pequeño aporte de Musk las cosas podrían mejorar sensiblemente en la Argentina, y sobre todo en poco tiempo. Ese oscuro período de estanflación que anticipó el propio Milei podría ser más bien corto.

Y más: No habría que tomar más deuda con el Fondo Monetario Internacional y con eso Milei se ahorraría las previsibles críticas de una parte importante de la sociedad.

No habría que pedirles un préstamo puente a bancos de inversión internacionales (idem anterior),

No habría que pedir un préstamo a manera de anticipo de liquidación de exportaciones a cerealeras (idem anterior)

Y hasta se podría poner en marcha una rebaja de impuestos, manteniendo, si se quiere, el denominado gasto social.

En definitiva, Elon Musk hoy podría convertirse en el prestamista de última instancia de la Argentina. Milei tiene la suerte de que Musk lo puso en la vidriera mundial. Y se sabe que a la suerte hay que ayudarla. Eso sí que sería una política de shock con todas las letras.

Más Noticias