lunes, 22 julio, 2024
InicioEconomíaDel impacto en los plazos fijos al riesgo de una hiper: los...

Del impacto en los plazos fijos al riesgo de una hiper: los motivos detrás de la discusión de las Leliq

Las Leliq nacieron en 2018 con el fin de retirar de circulación pesos y evitar impacto en el dólar y la inflación. A medida que fue pasando el tiempo -y con la inflación creciendo- se convirtieron en un problema.

Sofía Terrile

26 de noviembre 2023, 05:31hs

Las Leliq son un instrumento similar al que usan otros países, pero en ellos los bancos trasladan el ahorro de los depositantes a la inversión de privados. (Foto: EFE)

Las Leliq son un instrumento similar al que usan otros países, pero en ellos los bancos trasladan el ahorro de los depositantes a la inversión de privados. (Foto: EFE)

Gran parte de los argentinos, a esta altura, ya sabe que hay un “problema con las Leliq”. Pero pocos saben en concreto qué son las Leliq. Son papeles de deuda que emite el Banco Central (BCRA) y que compran los bancos y que, según el presidente electo Javier Milei pueden encarnar un potencial peligro que lleve al país a la hiperinflación. Y, además, son la contracara de los plazos fijos de los ahorristas.

Una pequeña aclaración: durante esta semana, como informó TN, gran parte del stock de Leliq (un instrumento que vence cada 28 días y que paga intereses del 133% nominal anual, según el ultimo cambio que hizo el BCRA) se fue a pases, otro instrumento de cortísimo plazo, que permitiría a los bancos poder afrontar grandes movimientos de los ahorristas en medio de la transición de gobierno. A los fines prácticos, el problema, que Milei planteó como el primero a resolver, es casi el mismo.

Leé también: Luis Caputo se reunió con los principales bancos para avanzar en el desarme de las Leliqs

Las Leliq nacieron en 2018 con el fin de esterilizar o retirar de circulación pesos. Una intento de quitarle presión sobre los precios y sobre el dólar. A medida que fue pasando el tiempo -y con la inflación en alza- se convirtieron en un problema “porque son una promesa de emisión futura”, dice Juan Ignacio Paolicchi, economista de Empiria.

“Es un stock que se va renovando con una tasa de casi el 10% mensual; crece en cantidad por la emisión y por la tasa. La suma de las dos cosas hace que las Leliq sea cada vez más un problema mayor”, suma.

En el debate público del último tiempo se barajaron algunas alternativas para resolver la cuestión, explica Delgado. “Podrían resolverse con crecimiento de la actividad económica: de esa manera se expandiría la demanda de crédito privado (la normalidad en un mundo sin esta inflación) y se reduciría el apetito de los bancos por las Leliq, porque habría una alternativa más rentable. “Impracticable en el corto plazo”, señala el economista.

Luis

Luis «Toto» Caputo, el elegido de Javier Milei para ser ministro de Economía, les trasmitió el viernes a banqueros su plan para desarmar las Leliq. (Foto: NA)

La relación de las Leliq en los plazos fijos minoristas

¿Por qué deberían importarles las Leliq a los argentinos “de a pie”? Así lo explica Ricardo Delgado, economista de la consultora Analytica: “Son la contracara de los depósitos bancarios de las familias y empresas, ya que las entidades financieras le otorgan al Banco Central esos ahorros a cambio de esos títulos que generan interés”. Es decir, así pagan los bancos el interés de tu plazo fijo: con la “renta” que les generan las Leliq.

La idea de Milei cuando dice que, para levantar el cepo, primero hay que resolver el tema de las Leliq es la siguiente: que si se sacaran las restricciones cambiarias, muchas personas desarmarían sus plazos fijos para ir a comprar dólares, por lo que los bancos a su vez tendrían que dejar de renovar sus Leliq y eso generaría un salto del tipo de cambio, que a su vez engendraría un salto en los precios y el riesgo de una hiperinflación.

Otra opción podría ser licuarlas con una tasa de interés real negativa (por debajo de la inflación). También se podría recrear un plan Bonex, como en 1990, un canje compulsivo por instrumentos de mayor plazo, pero “esa opción ya fue descartada por Milei”, destaca.

Finalmente, podría haber un cambio de emisor de la deuda: reemplazar los títulos que da el Banco Central por títulos del Tesoro. “Desde ya, se requiere la sostenibilidad de la demanda de títulos en pesos del Tesoro, lo cual a su vez depende del éxito del plan de estabilización. No es algo que se pueda hacer en forma sistemática durante 2024″, advierte.

Las Leliq son un instrumento similar al que existe en otras partes del mundo, señala Paolicchi, pero en el resto de los países “los bancos trasladan el ahorro de los depositantes a inversión de privados” (crédito). “En cambio, acá los bancos canalizan el ahorro privado hacia el gasto público y eso después es inflacionario”, apunta.

Leé también: Los mercados tuvieron una reacción positiva en la primera semana tras el triunfo de Javier Milei

“La manera virtuosa de resolver el problema es primero dar señales fuertes y resolver el problema fiscal”, añade María Castiglioni, de C&T Asesores Económicos. “Milei planteó equilibrio financiero y un ajuste del gasto. Eso significa que no va a tener que emitir ni un centavo para financiar el Gobierno. Y eso podría generar, eventualmente, un poco más de dinero de a poco. Así que las Leliq se podrían ir cancelando sin generar un shock inflacionario, pero con una solución lenta”, apunta.

“Es un problema que se resuelve dando una señal fuerte de que el problema que origina las Leliq también se va a resolver, y no solamente el stock de Leliq: esto es resolver el equilibrio fiscal para que el Banco Central no tenga que financiar al Tesoro”, completa Castiglioni.

Más Noticias