domingo, 25 febrero, 2024
InicioSociedadLa amenaza del ébola: los expertos ven extraordinariamente complicado erradicar la enfermedad

La amenaza del ébola: los expertos ven extraordinariamente complicado erradicar la enfermedad

La esperanza de erradicar el ébola, una de las enfermedades más letales que existen, se desvanece. Así lo sostienen investigadores españoles que, advierten, «la posibilidad de que personas infectadas por el virus en África diseminen globalmente la enfermedad a nivel mundial es cada vez más probable«. Lo advierte el profesor Rafael Delgado, investigador en el Instituto de Investigación Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid (i+12) y profesor del Departamento de Medicina de la Universidad Complutense.

Durante la conferencia ‘Virus Ébola: una emergencia en África con potencial impacto global’, organizada por la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales (RAC) y la Sociedad Española de Virología (SEV), los investigadores han explicado que los brotes más recientes de contagios registrados en Uganda -entre septiembre de 2022 y enero de 2023- fueron producidos por la variedad Sudán del virus, para la cual no existe ni vacuna ni tratamiento y cuya tasa de mortalidad asciende al 40%.

Casos en Guinea Ecuatorial

Además, precisaron los expertos, el pasado mes de febrero, en la zona continental de Guinea Ecuatorial, se detectaron casos de enfermedad por virus Marburg, un filovirus muy relacionado con el ébola que provocó la muerte de nueve personas. El profesor Delgado ha explicado que la sensación que existe sobre el aumento del número de brotes se debe tanto a la mejoría de las infraestructuras diagnósticas en África como, también, a los cambios demográficos, sociológicos y urbanísticos que se están produciendo y que favorecen la interacción de la sociedad con la fauna salvaje y las movilizaciones por todo el continente.

No obstante, este virus se transmite por contacto directo con sangre y fluidos de personas infectadas, y no por vía respiratoria como el SARS-CoV-2, han apuntado los investigadores, por lo que sería «difícil» que se produjese una «extensión pandémica similar al coronavirus», aunque sí cadenas de transmisión en áreas densamente pobladas donde las medidas de detección rápida, aislamiento y rastreo de contactos no están bien establecidas.

Zonas muy pobladas

«La posibilidad de que personas infectadas en África, sobre todo en zonas densamente pobladas y ciudades con conexiones internacionales, diseminen globalmente el problema es cada vez más probable. La internacionalización de las infecciones emergentes es un hecho y necesita de medidas de vigilancia específicas a nivel local y global«, ha asegurado el profesor Delgado durante la ponencia, que ha sido coordinada por el profesor Esteban Domingo, investigador del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa y vicepresidente de la Real Academia de Ciencias.

Delgado ha añadido que, a pesar de que se han realizado mejoras significativas en la capacidad diagnóstica en el continente africano y se han puesto en marcha unidades especializadas en la enfermedad, todavía queda una «gran labor por hacer» en los sistemas de sanidad y de salud pública en los países en vías de desarrollo donde el ébola es uno más de todos los «graves» problemas sanitarios a los que se enfrentan.

Erradicar el ébola

El experto ha avisado de que las dos vacunas contra el ébola aprobadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) y la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) solo son eficaces para la variedad Zaire del virus, pero no para otras como, por ejemplo, la que originó el brote en Uganda.

El profesor Domingo también ha advertido de que esta protección parcial de las vacunas no favorece una respuesta «rápida» ante un brote de una enfermedad cuyo principal mecanismo de transmisión es el contacto con enfermos. «Otra dificultad es el carácter impredecible de la aparición de los brotes de contagios», ha enfatizado el experto.

La esperanza se desvanece

Por todo ello, ambos investigadores han rechazado la idea de que el ébola se pueda erradicar. «Me temo que van a pasar muchos años antes de disponer de vacunas y tratamientos efectivos que permitan controlarla. No debemos olvidar que el virus Ébola forma parte de un grandísimo número de virus causantes de enfermedad, que son muy distintos unos de otros pero que tienen como rasgo común ser muy mutables», ha detallado el investigador del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa y vicepresidente de la Real Academia de Ciencias.

«Nos enfrentamos en realidad a muchos virus que son distintos unos de otros a pesar de llamarse todos ébola», dicen los investigadores

«Ello quiere decir que no solamente nos enfrentamos en realidad a muchos virus que son distintos unos de otros a pesar de llamarse todos ébola, sino que el virus puede escapar a la acción de las vacunas y de los tratamientos», ha detallado el investigador del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa y vicepresidente de la Real Academia de Ciencias.

Consecuencias devastadoras

Para el doctor Delgado, la puesta en marcha de medidas encaminadas a conocer la ecología de estos agentes infecciosos, a prevenir en lo posible la exposición, a garantizar la detección rápida, así como a fomentar la investigación y desarrollo de vacunas y antivirales, puede contribuir a minimizar «las consecuencias devastadoras» que, por ahora, tienen los brotes de contagio.

«La epidemia de virus Ébola que tuvo lugar en África Occidental en 2014-2016 y la reciente pandemia de covid-19 han sido una demostración de cómo agentes que infectan en la naturaleza en zonas remotas a especies tales como murciélagos con potencial para producir enfermedades graves en humanos, se pueden diseminar globalmente de una forma extraordinariamente rápida con consecuencias devastadoras. Todo esto necesita de un abordaje especial que solo puede realizarse en un contexto de estrecha cooperación internacional, así como fomentar la investigación en todos los aspectos relacionados con las infecciones emergente», ha zanjado el investigador.

Más Noticias