sábado, 13 julio, 2024
InicioDeportesLa historia de Eliseo Branca, el icónico crack de Los Pumas que...

La historia de Eliseo Branca, el icónico crack de Los Pumas que estaba en la lista del Clan Puccio

El Chapa jugó en el inolvidable empate contra los All Blacks en Ferro, del que se cumplen 38 años. Había compartido plantel en el CASI con uno de los miembros de la familia criminal de San Isidro.

02 de noviembre 2023, 19:37hs

Eliseo Branca, jugador histórico de Los Pumas. Foto: Instagram @eliseobranca

Eliseo Branca, jugador histórico de Los Pumas. Foto: Instagram @eliseobranca

La primera gran hazaña de Los Pumas ocurrió el 2 de noviembre de 1985, hace exactamente 38 años, cuando lograron un empate histórico ante los All Blacks en cancha de Ferro. Uno de los protagonistas de ese partido fue Eliseo Branca, emblema de ese plantel.

Sin embargo, el exdeportista de 66 años podría nunca haber jugado ese encuentro. Es que su nombre estuvo en la lista del Clan Puccio, la familia criminal que realizaba secuestros extorsivos a personas adineradas y cuyos integrantes fueron condenados a prisión por cometer tres asesinatos.

“Chapa” Branca coincidió en el Club Atlético San Isidro (CASI) y en Los Pumas con Alejandro Puccio, uno de los miembros de la familia Puccio, que estaba conformada por Arquímedes, su esposa Epifanía y sus cinco hijos: Alejandro, Silvia, Daniel, Guillermo y Adriana. Todos vivían en una enorme casa en San Isidro.

Eliseo Branca en Los Pumas. Foto: Instagram @eliseobranca

Eliseo Branca en Los Pumas. Foto: Instagram @eliseobranca

Al recordar el momento en que las atrocidades cometidas salieron a la luz, Branca explicó que “fue un golpe muy fuerte” y que es algo que “no se supera más”. Durante esa entrevista con XV Podcast de rugby, sorprendió al afirmar que él “estaba en la lista”, es decir que se encontraba entre las personas que la familia planeaba secuestrar y luego matar.

“Me enteré por un amigo, que era el dueño del Banco de Italia, que lo conocía a Alejandro Puccio por mí. Yo lo estaba defendiendo y me dice: ‘Qué lo defendés si vos estás en la lista’”, contó.

De la caída del Clan Puccio a la proeza de Los Pumas

La primera víctima del Clan Puccio fue Ricardo Manoukian, de 23 años, un joven que solía jugar al tenis y al fútbol con Alejandro Puccio. Desapareció el 22 de julio de 1982 y su familia pagó 250.000 dólares de rescate, pero fue asesinado de tres disparos en la nuca.

Leé también: Jonah Lomu: la leyenda que nunca ganó un Mundial, rechazó jugar en la NFL y shockeó al rugby mundial

El ingeniero Eduardo Outlet fue secuestrado el 5 de mayo de 1983. Su familia desembolsó 150.000 dólares para recuperarlo, pero igualmente lo mataron y su cuerpo apareció cuatro años más tarde. En junio de 1984, Emilio Naum se resistió al secuestro y fue asesinado en plena calle.

Video PlaceholderEl tráiler de la película El Clan, protagonizada por Guillermo Francella y Peter Lanzani: cuenta la historia de la banda de secuestradores familiar encabezada por Arquímedes Puccio.

La última víctima y la única que pudo sobrevivir fue la empresaria de 58 años Nélida Bollini de Prado, que fue capturada a mediados de 1985. Fue encontrada y liberada del sótano de los Puccio por la Policía el 23 de agosto de 1985, horas después de que fueran detenidos Arquímedes, su hijo Daniel y su cómplice Guillermo Fernández Laborda mientras llamaban a los hijos de la mujer para exigir 186.000 dólares de rescate.

Arquímedes Puccio el día en que salió en libertad. (Foto: Archivo-Telam)

Arquímedes Puccio el día en que salió en libertad. (Foto: Archivo-Telam)

Arquímides y su hijo Alejandro recibieron cadena perpetua. En tanto, Daniel estuvo sólo dos años preso: había participado en el secuestro de Bollini de Prado, pero estaba en Nueva Zelanda durante los primeros tres crímenes. Epifanía Calvo, la esposa de Arquímedes, no fue encontrada culpable, aunque muchos dicen que era imposible que no supiera lo que pasaba en su sótano.

Sus hijas Silvia y Adriana nunca fueron condenadas, mientras que Guillermo, el hijo menor, se había ido a vivir a Australia mucho antes de que la familia fuera detenida.

El glorioso empate de Los Pumas contra los All Blacks

El 2 de noviembre de 1985, poco más de dos meses después de que el Clan Puccio cayera, Los Pumas se enfrentaron ante los All Blacks en cancha de Ferro. La gran figura fue Hugo Porta, que anotó todos los puntos del seleccionado argentino: cuatro penales y tres drops.

El Chapa Branca jugó aquel encuentro: fue un 21-21 en Ferro que vio cómo se escapaba un triunfo contra los neozelandeses que recién llegaría 35 años después, con el triunfo 25-15 logrado en Sidney, por el Rugby Championship.

Leé también: El insólito final de Jacques Villeneuve, el heredero que salió campeón y nunca más ganó un Gran Premio en F1

El primer tiempo terminó 18-9 a favor de los visitantes, que habían merecido incluso una ventaja más amplia. Sin embargo, la segunda mitad fue completamente diferente: Los Pumas no solo mejoraron el funcionamiento colectivo, sino que Porta se hizo incluso más determinante. En los primeros 15 minutos, convirtió tres drops y logró lo que minutos antes parecía imposible: igualar el marcador.

Video PlaceholderFragmento del histórico empate 21-21 de Los Pumas contra los All Blacks en 1985, con 21 puntos de Hugo Porta.

El árbitro australiano Fitzgerald castigó a Los Pumas por un tackle alto de Porta y los All Blacks retomaron la ventaja. Pero el apertura de Banco Nación consiguió un penal y, desde media cancha, lo convirtió para volver a igualar el partido en 21-21.

Los visitantes pudieron haber sumado, pero el penal de Crowley pegó en el poste y Green desaprovechó una clara situación. Sin embargo, Los Pumas también estuvieron cerca del triunfo: tuvieron un scrum a cinco metros y, cuando estaba al borde del try, Ernesto Ure quiso levantar la pelota y se le cayó.

Más Noticias