domingo, 25 febrero, 2024
InicioPolíticaEn medio de las tensiones internas por la derrota electoral, postergan el...

En medio de las tensiones internas por la derrota electoral, postergan el encuentro entre los principales referentes del PRO

Los principales referentes del PRO se reunirán este miércoles en medio del fuerte debate interno en la coalición opositora Juntos por el Cambio (JXC) tras la derrota de Patricia Bullrich en las elecciones del domingo pasado. En principio, el encuentro iba a realizarse esta mañana en la sede del partido, ubicada en la calle Balcarce 412, del barrio porteño de San Telmo, pero finalmente el cónclave se reprogramó.

Estarán presentes la excandidata presidencial Patricia Bullrich, el expresidente Mauricio Macri, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y la exgobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, entre otros.

En ese marco, los principales dirigentes del PRO -uno de los integrantes de JxC- debatirán acerca de qué postura tomar rumbo al balotaje del 19 de noviembre. Al margen de la discusión más profunda sobre si el espacio seguirá unido o se dividirá, la principal coalición opositora tiene una cuestión más urgente que resolver: definir si brinda su apoyo explícito a Milei o deja a sus votantes en libertad de acción.

El primer partido de JxC en dar su postura oficial al respecto fue ayer la Coalición Cívica (CC), al anunciar que no respaldará «ni a (Sergio) Massa ni a (Javier) Milei» ya que «proponen gobiernos irresponsables basados en imposibilidades morales y políticas y pacto de impunidad».

«Aceptamos el resultado electoral pero no votaremos por ninguna de las dos opciones que competirán en el balotaje, las que proponen gobiernos irresponsables basados en imposibilidades morales y políticas y pacto de impunidad. En consecuencia no es ni con Massa, ni con Milei», publicó el titular de la CC, Maximiliano Ferraro, en su cuenta de Twitter.

En ese mensaje, reposteado por la fundadora del partido, Elisa Carrió, los principales referentes de la CC admitieron que «los votos los deciden los ciudadanos y ejercerán este derecho con total libertad», pero manifestaron que como miembros de JxC trabajarán «para mantener y fortalecer la unidad».

«No escuchar los cantos de sirena a falsos gobiernos de unidad nacional o tentarse con completar algún gabinete novedoso debe ser un presupuesto de nuestra posición», resaltaron.

Los debates sobre un eventual apoyo a Milei comenzaron la misma noche de la derrota electoral de las elecciones generales en un contexto en donde también existen discusiones más profundas sobre si el espacio seguirá unido o se dividirá.

El domingo, a medida que caía la tarde y se consolidaban los resultados con un desplome en casi todo el país, entre el desconcierto y los pases de factura por la campaña de Patricia Bullrich los referentes comenzaban a hablar por lo bajo del día después, con la perspectiva de una ruptura.

Los principales dirigentes del PRO coincidieron primero en el escenario para el único motivo de festejo, el triunfo de Jorge Macri en la Ciudad, en medio de la tensión y el desencanto por la derrota nacional y en la provincia de Buenos Aires. Sin ocultar su malestar, Mauricio Macri se fue antes de que su primo terminara de hablar, seguido por Fernando De Andreis.

Entre el público, un dirigente radical de peso anticipaba un quiebre de Juntos por el Cambio y señalaba al PRO como el espacio con las mayores dificultades. “Esto se rompe. Y a ellos les va a costar mucho más que a nosotros”, remarcaba el conflicto ajeno.

En un vip de Parque Norte se sucedieron las reuniones entre Bullrich, Macri, Larreta, Vidal y radicales como Luis Petri, Martín Lousteau y Gerardo Morales. “Macri estaba desfigurado”, filtró un correligionario.

Lousteau no subió al escenario, en una muestra del clima complicado en el que quedó la coalición con la derrota. Evolución, la línea radical referenciada en el senador, había adelantado a través de Emiliano Yacobitti que en caso de que Bullrich quedara afuera del balotaje él no votaría a Milei. También desde otros sectores de la UCR coincidían este domingo. “No vamos a apoyar a un tipo que insulta a Alfonsín y cierra la campaña cantando ‘el que no salta es un radical’”, descontaba un referente.

Macri decidió no hablar en este caso sobre su preferencia para la segunda vuelta, pero con sus guiños a Milei en la previa ya dejó sentada su postura. El discurso de Bullrich también fue motivo de controversias. Morales se fue de Parque Norte molesto, porque según su mirada no cumplió con lo que habían acordado. “Nunca vamos a ser cómplices del populismo y de las mafias que destruyeron este país”, dijo Bullrich, descartando un apoyo a Massa, sin cuestionar a Milei, condicionada por Macri según apuntaron los que reprocharon ese posicionamiento. Los radicales buscaban que Pato no se inclinara por el candidato liberal para “aislar” al fundador del PRO.

“No me sorprende nada, el antikirchnerismo quedó viejo y Macri jugó a achicar el espacio. Ahora, si se parte, es por su ceguera. Milei tiene pinta de perder, ¿por qué sería atractivo sumarse ahí?”, reaccionaron furiosos los que cuestionaron ese tramo del discurso.

Más Noticias