sábado, 13 julio, 2024
InicioEspectáculosSofía Vergara y el estereotipo de los latinos en Hollywood: hace de...

Sofía Vergara y el estereotipo de los latinos en Hollywood: hace de una narcotraficante

Nadie podrá decir que la colombiana Sofía Vergara no es atrevida. Viene de construir durante once temporadas, de 2009 a 2020, uno de los personajes latinos más adorados por el público y la crítica anglo. Su Gloria Delgado-Pritchett en la sitcom Modern Family le dio 4 nominaciones al Emmy como mejor actriz de reparto y la convirtió en la actriz mejor paga de la TV estadounidense.

¿Elegiría ella seguir ese rol con uno dramático encarnando a una despiadada narcotraficante de su país que asustaba hasta al propio Pablo Escobar?

La respuesta es afirmativa, por eso a partir del 25 de enero se va a poder ver a Sofía Vergara en Netflix protagonizando Griselda, una serie de 6 capítulos producida ejecutivamente por la propia actriz y los creadores de la serie Narcos, que se hizo famosa contando la historia de Escobar precisamente.

Y ya hay controversia. Porque casi todos los artistas latinos que triunfan en Hollywood se quejan de que siempre les ofrecen roles estereotipados, especialmente de narcotraficantes.

Y son pocos los que, como Sofía Vergara, se animan a contar la historia de su país haciendo luz sobre sus personajes más despiadados. De hecho el actor que puso a Pablo Escobar en el mapa del streaming en Netflix gracias a la serie Narcos no era colombiano sino brasileño (Wagner Moura).

“El único hombre al que alguna vez le tuve miedo fue una mujer, y se llamaba Griselda Blanco”, la frase se le atribuye a Pablo Escobar como introducción al primer capítulo de la serie. Ambos colombianos fueron pilares del cartel de Medellin.

Sofía Vergara en Sofía Vergara en «Griselda», una apuesta fuerte de la actriz. Foto: Netflix

Cosas en común con sus personajes

Sofía siempre dice que ella tiene mucho en común con Gloria Delgado-Pritchett. Como cuando le explica a su esposo de ficción que ella es bastante más inteligente cuando puede expresarse en español que cuando lo hace en su inglés aprendido de grande, como segundo lenguaje.

En una nota de portada para la Vogue mexicana, Sofía acaba de reconocer que también encuentra cosas en común con Griselda. Su valentía sobre todo. Le gustaba la idea de producir algo sobre ella, pero sólo cuando Blanco murió, asesinada en 2012, se permitió empezar a trabajar en esa idea.

“Los colombianos somos sobrevivientes, esa brutalidad, esa violencia es parte de nuestra historia, pero es algo que ya dejamos atrás” reflexiona Vergara.

Sumó a su proyecto al creador y al director colombiano de Narcos y con ellos formó un elenco formado mayormente por actores latinos.

Sofía Vergara se decidió a interpretar a Griselda Blanco cuando la narcotraficante fue asesinada en 2012. Foto: NetflixSofía Vergara se decidió a interpretar a Griselda Blanco cuando la narcotraficante fue asesinada en 2012. Foto: NetflixEntre ellos se encuentran los argentinos Alberto Ammam, que interpreta al jefe del cartel de Cali Pacho Herrera como ya lo hizo en Narcos, y Martín Rodríguez, en el rol de Rivi, un asesino a sueldo de Griselda Blanco.

También debuta como actriz la cantante colombiana Karol G, en su rol de mula, llevando sobres de cocaína escondidos en su corpiño, de Colombia a Miami, junto a otras prostitutas que luego empoderaría “la madrina”.

La otra Griselda

En 2018 fue Catherine Zeta Jones la que le puso el cuerpo a Griselda en una película original de Lifetime, Griselda Blanco, la reina de la cocaína.

Hablando de estereotipos, era su tercer rol como latina, pero le gustaba el desafío de encarnar a una mujer que se había ganado el apodo de “la viuda negra” por matar a sus maridos abusadores. “Se sentía una estrella de cine, tenia una película en su cabeza, no le tenia miedo a nadie ni a nada”, se admiraba la actriz galesa.

Catherine Z Jones caracterizada para Catherine Z Jones caracterizada para «Griselda Blanco: la reina de la cocaína». Fotos: PrensaSofía Vergara también la llama “temeraria”, pero no deja de lado lo peligrosa que era.

La verdadera Griselda Blanco no era tan linda como Sofía o Catherine. Y mientras Zeta Jones decidió no usar maquillaje para no glamorizarla, Vergara utiliza prostéticos en la nariz y los dientes.

Sofía no quiere ser reconocida en Griselda. Por eso intenta esconder sus curvas en una pose curvada. Le agrega humanidad con unos nervios a flor de piel.

Tuvo que aprender a fumar como chimenea para mostrar a su personaje. Será “la madrina” protectora de sus empleados, preocupada por sus hijos, leal y vengativa, sangrienta, dispuesta a fundar un imperio de la cocaína en Miami.

Griselda Blanco, la verdadera, cuando la detuvieron en California, en 1985.Griselda Blanco, la verdadera, cuando la detuvieron en California, en 1985.Hay que decir que Sofía Vergara logra conmover con su retrato de Griselda Blanco en su debut en el género dramático. El público tendrá la última palabra. Es un proyecto ambicioso, está muy bien narrado, actuado y fotografiado. ¿Aceptarán sus fans el desafío? Las cartas ya están echadas.

WD

Más Noticias