viernes, 24 mayo, 2024
InicioEconomíaAlberto Fernández llevó la interna a IDEA: habló de la campaña, pero...

Alberto Fernández llevó la interna a IDEA: habló de la campaña, pero no mencionó a Sergio Massa

La apertura del 59° Coloquio IDEA, en Mar del Plata, tuvo como principal orador al presidente Alberto Fernández, que llegó a la ciudad balnearia cerca de las 18.30, fue directo hacia el Sheraton Hotel donde se realiza la cumbre empresaria y allí disertó durante más de una hora, en modo balance de gestión, a sólo dos meses del final de su mandato y a tres semanas de las elecciones generales.

Fernández eligió hacer un repaso, filminas mediante como en tiempos de coronavirus, de lo que fue su presidencia, remitiendo especialmente al desafío de gobernar precisamente en pandemia, aunque también analizando las diferentes situaciones de crisis en el mundo que complicaron el desarrollo de la economía.

También se convirtió en una especie de sommelier de la campaña, quejándose de que ninguno de los candidatos habló de pandemia, en lo que pareció un enojo por el no reconocimiento a su gestión en tiempos tumultosos en materia sanitaria. «En campaña nadie habla de la pandemia», fue su comentario, en modo de reproche.

Y además, en esa línea, agrandó aún más la interna dentro del kirchnerismo: no hubo menciones a la elección venidera, que tiene a Sergio Massa como el candidato de Unión por la Patria, de quien en ningún momento habló.

Sí se escucharon, en cambio, comparaciones confusas entre poemas de Bertold Bretch sobre «negros y judíos» con el funcionamiento de la Justicia argentina, de la que dijo que está «colonizada». El presidente se fue del evento casi sin aplausos de los empresarios presentes, e incluso muchos de los asistentes se fueron antes de que termine el discurso, entre críticas por sus dichos.

El viejo recurso de las filminas

La visita de Alberto Fernández al Coloquio tuvo una buena concurrencia de los empresarios de las principales compañías del país, aunque el foco de atracción claramente está puesto en lo que diga este jueves Patricia Bullrich y, especialmente, en el almuerzo paralelo que encabezará Javier Milei con empresarios en un restaurante marplatense. También en si Sergio Massa finalmente enviará un mensaje hacia el empresariado, ya que confirmó que no vendrá a la cumbre.

El presidente utilizó el viejo recurso de las filminas para graficar los inconvenientes con los que tropezó su gestión en estos cuatro años. «Fue un hecho catastrófico. ¡Catastrófico!», dijo Fernández sobre la crisis sanitaria desatada en 2020, al tiempo que recordó que el PBI cayó 9,9% como consecuencia del impacto económico de la pandemia. «Y veníamos de una enorme deuda», siguió el Presidente, con una crítica a Mauricio Macri.

El auditorio del Hotel Sheraton, siguiendo el discurso de Fernández.El auditorio del Hotel Sheraton, siguiendo el discurso de Fernández.Sobre la gestión sanitaria, indicó que la Salud Pública salvó a unas nueve millones de personas, en referencia a quienes transitaron el Covid y no perdieron la vida. «Y, según la OMS, el 76,18% de la población argentina ha recibido todas las dosis necesarias de la vacuna», agregó sobre otro tema crítico de su administración.

Además, retomó un gráfico elaborado por el biólogo Ernesto Reznik que, como comentó Fernández, «lo pueden encontrar en Twitter». Allí se comparaba la cantidad de muertos en pandemia con los fallecimientos en la Guerra del Paraguay y con los desaparecidos en la última dictadura militar.

«De los grandes episodios que generaron mortandad, la pandemia se llevó la mitad. hay que tenerlo presente. Porque en el mundo una discusión latente es la posibilidad de un nuevo virus, una nueva pandemia. Por eso la discusión sobre cómo enfrentarlo, desde el desarrollo científico a las vacunas», expresó.

Su mirada sobre la «Justicia colonizada»

Alberto Fernández realizó durante su discurso una serie de comentarios que poco tenían que ver con lo que estaba diciendo, mezclando un análisis sobre «judíos y negros», con la experiencia, lapsus mediante, de haber «participado de un yogurt» y refiriendo también a su gusto por el pomelo y no por el alcohol, como se insinuó en un libro publicado sobre su vida.

Más allá de sus expresiones respecto a la pandemia, Fernández centró buena parte del discurso en críticas a la Justicia. «La justicia funciona mal, definitivamente, no sólo la Penal sino también la Civil y la Comercial. Todos los intentos que hicimos por mejorar la Justicia argentina fracasamos, porque está colonizada».

Fue en ese tramo del discurso cuando citó al escritor alemán Bertolt Bretch. «El problema de la colonización de la Justicia es que hoy lo podemos padecer nosotros, pero mañana lo puede padecer cualquiera de ustedes», les dijo a los empresarios. Y remató: «Es como aquel poema de Bertolt Bretch: ‘Yo no me preocupé cuando vinieron por los negros, yo no era negro; no me preocupé cuando fueron por los judíos porque no era judío, pero ahora vienen por mí’«.

Alberto Fernández, durante la apertura del 59° Coloquio IDEA.Alberto Fernández, durante la apertura del 59° Coloquio IDEA.Además, cuestionó a Patricia Bullrich y Javier Milei. «En estos días alguien dijo que van a escuchar las conversaciones entre los procesados y los abogados defensores», aludió a unas declaraciones de la postulante de Juntos por el Cambio. Y aludió además: «En estos días de campaña tenemos que decir que nosotros sacamos a todos los servicios de inteligencia de la Justicia, no tenemos operadores en la Justicia. Hemos prohibido la inteligencia interna. Ningún celular de ustedes esta interdictado por el Estado nacional».

A Milei, en tanto, le apuntó por sus recurrentes cuestionamientos al «comunismo» y por su negación de la «crisis climática», más su propuesta de reformar la educación pública.

«Algunos se siguen imaginando que en el mundo están el comunismo y capitalismo. El comunismo no existe más. Algunos piensan que los BRICS son comunismo», señaló Fernández. Y consideró, además, «la integración a ese bloque» como «una alternativa fenomenal».

Alberto Fernández inaiuguró así el 59° Coloquio IDEA, al que sólo asistirá Patricia Bullrich, de los tres candidatos a presidente. Javier Milei, en cambio, organizó una cumbre paralela con un almuerzo con empresarios que están en Mar del Plata, mientras que Sergio Massa confirmó que no vendrá, más allá de que en algún momento se deslizó la chance de que pudiera grabar un saludo.

La decisión de Milei no cayó bien en el Coloquio. “Hemos invitado a todos los candidatos para entregar nuestras propuestas y si hay alguno que decide no venir pese al esfuerzo que hicimos por todos los medios, lamentaremos su ausencia», dijo Santiago Mignone, presidente de IDEA.

Más Noticias