sábado, 13 julio, 2024
InicioDeportesA 35 años del debut de Gabriel Batistuta: la increíble historia del...

A 35 años del debut de Gabriel Batistuta: la increíble historia del goleador que no quería ser futbolista

Con José Yudica como técnico, el delantero jugó apenas 45 minutos en Newell’s ante San Martín de Tucumán. Cuánto tardó en convertir su primer gol.

26 de septiembre 2023, 20:40hs

Gabriel Batistuta, Newell's Old Boys, Selección argentina, Boca Juniors, River Plate

Gabriel Batistuta con la camiseta de Newell’s. El goleador tuvo muchas dudas de ser futbolista, pero finalmente lo convencieron. Foto: Twitter @GBatistutaOK

Entre decenas de cracks que se abrían paso en las grandes ligas europeas, Gabriel Batistuta irrumpió para romper todos los récords: el delantero fue considerado como uno de los mejores en su puesto en los 90 y se ganó un lugar entre los máximos artilleros de la historia de la Selección argentina. Dos semanas después de su debut en Newell’s Old Boys, del que se cumplieron 35 años, marcó su primer gol.

El oriundo de la ciudad santafesina de Reconquista, que nació el 1° de febrero de 1969, formó parte de la Lepra desde pequeño y atravesó un largo proceso en las divisiones inferiores hasta sumarse al plantel de la Primera División. De la mano de José Yudica, que sacó campeón a los rosarinos en la temporada 1987/88, Batigol apareció en planilla junto al elenco profesional.

Leé también: Gabriel Batistuta desmintió las versiones sobre su desembarco en la política con un categórico mensaje

El 25 de septiembre de 1988, Gabriel Omar Batistuta sumó algunos minutos en la tercera jornada del campeonato doméstico frente a San Martín de Tucumán: el DT decidió optar por un 11 muletto para cuidar a los titulares ante la inminencia de un cotejo de Copa Libertadores. De todos modos, el crack ingresó apenas iniciado el complemento en reemplazo de José Sen.

Gabriel Batistuta, el goleador que quería ser universitario

Gabriel Batistuta jugaba al fútbol pero no quería ser futbolista profesional, tanto que contó que se frustró cuando tuvo que tomar la decisión de sumarse a Newell’s, ya de adolescente. Sucedió después de que lo viera jugar Jorge Griffa en un equipo armado de improviso en Reconquista para jugar un amistoso contra una Selección juvenil que estaba de paso en la ciudad. “Ganamos 2-0 o 2-1 y yo hice los dos goles. Y ahí empezó la historia “, reconstruyó el Bati.

“¿Si estaba contento de ir a Newell’s? Para nada -aseveró-. Yo quería estudiar y alguien me había metido en la cabeza que la carrera de futbolista era peligrosa. Me vuelvo a Reconquista, en Newell’s me dieron 20 días de vacaciones, y yo me quedé un mes. Hasta que me vinieron a buscar de los pelos. Vino Griffa a buscarme, me dijo: ‘Nosotros confiamos en vos, vas a jugar en Primera’, y me convenció. De hecho, a los 6 meses estaba jugando en Primera”.

Batistuta debutó con la 7 y a los 19 años ante San Martín de Tucumán. (Foto: @Newells)

Batistuta debutó con la 7 y a los 19 años ante San Martín de Tucumán. (Foto: @Newells)

Y desde entonces todo fue vertiginoso. “Cuando me fueron a buscar yo hacía dos semanas que estaba de novio con la que ahora es mi señora. Estaba recontra enamorado. Y me fui más obligado, pensando en la posibilidad de un estudio, de una universidad, gracias a Newell’s. Cuando firmé primer contrato, me dije, puede ser que viva del fútbol. Ahí cambió totalmente mi mentalidad, que después me hizo querer tanto al fútbol”, concluyó Batistuta.

A 35 años del debut de Gabriel Batistuta: la confianza de José Yudica

A pesar de que sus formadores insistían en su efectividad de cara al arco y su notable potencia, Batistuta no pudo mostrar sus cualidades y los rojinegros cayeron 1-0 ante el Santo. Aún así, su rendimiento convenció al Piojo, que volvió a confiar en él para el cruce de la semana siguiente ante Gimnasia en La Plata.

Ante el Lobo estuvo de inicio y, curiosamente, también se ganó un lugar con vistas a las semifinales del máximo torneo continental. El joven de 19 años anotaría su primera conquista en la revancha de aquella instancia contra San Lorenzo, en el José Amalfitani, el 12 de octubre: su disparo se desvió en un defensor y el arquero Esteban Pogany no pudo hacer nada para contenerlo.

Finalmente, Newell’s ganaría 2-1 y se metería a la instancia decisiva de la competición, que asomaba como el gran objetivo. Sin embargo, Nacional de Uruguay le pondría punto final a la ilusión: fue 1-0 en el Coloso y 0-3 en tierras charrúas. La leyenda solo disputaría 23 encuentros con la Lepra, convirtiendo nueve tantos.

Video PlaceholderBatistuta anotó su primer tanto con Newell’s frente a San Lorenzo y en el Amalfitani.

Luego, River advirtió que Batigol tenía condiciones para hacer historia y allí estuvo una sola campaña -17 gritos en 32 cotejos- para luego pasarse a la vereda de enfrente. En Boca se mantuvo hasta 1991 -otros 19 festejos- hasta recalar en el Viejo Continente. Pese al paso de los años, el delantero es ídolo en la Fiorentina y en la Roma.

Leé también: La historia de Gabriel Batistuta e Irina Fernández: la pareja que superó crisis y sospechas de infidelidades

Al mismo tiempo, el artillero siempre fue garantía de confianza vistiendo la casaca de la Albiceleste: hasta la aparición de un tal Lionel Messi, era líder en cuanto a tantos con el seleccionado -hizo 56- y también se erigía como el argentino con más alegrías en los Mundiales, con 10. Luego de la gesta en Qatar con la Pulga como capitán, quedó por debajo del ex-Barcelona.

Gabriel Batistuta también se conmovió cuando Maxi Rodríguez lo invitó a jugar su partido homenaje en el Coloso Marcelo Bielsa, “Volví a mi primera casa, la que me dio la primera oportunidad, donde viví dos años inolvidables”, escribió el goleador en sus redes sociales después de haberse ganado la ovación de los hinchas en el estadio de Newell’s.

Más Noticias