viernes, 23 febrero, 2024
InicioSociedadEl temor que invade a vecinos de Yerba Buena en las calles:...

El temor que invade a vecinos de Yerba Buena en las calles: parecen, pero no son

A los escruches y a los inhibidores de alarmas se suma una nueva modalidad de delito en Yerba Buena. Se trata de repartidores en moto o, al menos, eso es lo que aparentan ser. Recorren las calles de la Ciudad Jardín en busca de víctimas vulnerables para hacerse de sus pertenencias.

Son motochorros que lucen uniformes y equipamiento de conocidas empresas de delivery y que, ante el mínimo descuido, asaltan a transeúntes que circulan en solitario o, inclusive, en compañía de menores de edad.

Sólo la semana pasada se registraron dos casos. Fueron puestos en evidencia a través de las redes por las propias víctimas. Uno de estos hechos, afortunadamente, se vio frustrado por el rápido accionar de vecinos que oyeron los gritos de auxilio desde la calle.

Ayer domingo, 10 de septiembre a las 15:45 en la bicisenda de calle Sarmiento casi Martin Fierro fuimos mi hija de 7 años y yo asaltadas por una moto de Pedidos Ya”, publica María Victoria Cogorno en las redes. Afortunadamente, el delincuente no pudo cumplir con su cometido.

Días antes, otro hecho similar fue denunciado en otra zona de bicisenda, en calle Perú esquina Acasuso. En ese lugar, Carol Martínez denuncia haber sido asaltado por dos delincuentes vestidos con uniforme de una conocida empresa de delivery. Le robaron su moto y hasta el día de hoy espera recuperarla. “Me robaron la moto 2 sujetos vestidos como Pedidos Ya en calle Perú esquina Acasuso, a las 22.30 aproximadamente”, describe.

La moto sustraída, por si alguien posee datos que ayuden a dar con su paradero, es una Zanella Swing 110 negra, patente 127 GMP y que en su costado derecho luce una calcomanía de La Renga.

Construyendo el personaje

Para nadie es un misterio que gran parte de los robos de motos tienen como víctimas a quienes trabajan en el negocio del reparto a domicilio. En los últimos años no fueron pocos los casos resonantes de asaltos a cadetes. Sólo basta recordar el asalto fatal a Willy Sahad, hombre de 60 años que en mayo de 2022 fue asesinado por dos motochorros en pleno Barrio Norte. Le dieron dos disparos en el tórax para apoderarse de su vehículo de trabajo y de su celular. Murió horas después en el hospital.

Así como a Willy, hay cadetes que son despojados no solo de sus motos o teléfonos móviles, sino también de sus uniformes. Ropa que luego es comercializada en plataformas como Marketplace de Facebook o que, como en estos casos detectados en Yerba Buena, es utilizada como disfraz para pasar desapercibidos al ojo común.

Es en la mencionada red social en donde conseguir uniformes de empresas de delivery es una tarea bastante sencilla. Nada más se debe escribir el nombre de la firma y los resultados de búsqueda harán el resto. Remeras y camperas con los colores y logos del negocio rondan entre $3000 y $7000. La mochila, un poco más cara, puede alcanzar $15.000. Construir el personaje, entonces, en el mejor de los casos no supera $20.000.

Más Noticias