jueves, 29 febrero, 2024
InicioEconomíaRécord preocupante: los asalariados privados no registrados alcanzan al 42,4%

Récord preocupante: los asalariados privados no registrados alcanzan al 42,4%

Entre registrados y no registrados, los puestos privados sumaron 18.188.000.

Los puestos de trabajo de los asalariados no registrados sumaron el año pasado 5.331.000 de trabajadores, una cifra récord. Equivale al 42,4% sobre un total de 12.576.000 de puestos laborales de asalariados en relación de dependencia privados, de acuerdo al Informe del Indec “Remuneración al trabajo asalariado, ingreso mixto e insumo de mano de obra, por sexo y tramos de edad”,  difundidos este martes.

Además, había 5.613.000 puestos de trabajos independientesque en una alta proporción son precarios e informales.

Con estos números, los puestos privados sumaron 18.188.000: los asalariados privados registrados representaron el 39,8%, los no registrados el 29,3% y los cuentapropistas el 30,9%.

De los datos del Indec surge que entre 2021 y 2022, luego de la cuarentena y pandemia, el aumento del empleo se concentró en los puestos laborales de asalariados no registrados y en el cuentapropismo.

El empleo asalariado privado total aumentó de 17.010.00 a 18.188.000: son 1.178.000 más. De este total, 655.000 son asalariados no registrados. Los registraron aumentaron en 284.198. Y en el cuentapropismo, en su mayoría informal, aumentó en 240.000,

Todos estos datos oficiales que marcan el fuerte avance de la precarización y empobrecimiento de la fuerza de trabajo. Y unido al deterioro de los salarios, fue bajando el costo laboral y la participación de las remuneraciones del trabajo asalariado en el valor de la producción (facturación de las empresas).

El aumento del empleo privado durante todos estos años se concentró en los no registrados y en el cuentapropista que también tiene un fuerte registro de informalidad.

Una parte de esa informalidad en el cuentapropismo son los trabajos de la “Economia Popular” que, a junio 2022, sumaban 3.457.669 trabajadores/as “independientes” no registrados, como vendedores ambulantes, feriantes, artesanos, recolectores informales de basura, entre otros rubros, según el Registro Nacional de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (RENATEP).

En 2016, la serie del Indec de asalariados no registrados arrancó con 4.636.000 de asalariados no registrados (39,2%) y finalizó en 2019 con 4.902.000 (40,6%). Y en 2022 suma 5.331.000 (42,4%)

Luego, de 2019, hubo un fuerte achique de los asalariados no registrados por la pandemia y la cuarentena tocando un piso de 4,109.000 en 2020, (37,4%). También bajó el cuentapropismo.

Con el levantamiento de las restricciones y la mayor actividad, la recuperación del empleo se concentró en los asalariados no registrados y el cuentapropismo («factureros») superando la mayor marca de la prepandemia.

Los cuentapropistas pasaron de 4.790.000 en 2016 (28,8%) a 5.613.000 en 2022, (30,9%).

El Indec aclara que “la cantidad de puestos de trabajo no coincide con la cantidad de personas ocupadas en tanto una persona que se declara como ocupada puede desempeñarse en más de un puesto de trabajo, es decir, realizar actividades secundarias y otras”.

Los no registrados carecen de obra social, no tienen cobertura por accidentes de trabajo y no tienen derecho a los beneficios de jubilación y pensión de la seguridad social. Y además, explican por qué al alcanzar la edad jubilatoria no reúnen los 30 años de aportes para acceder a la jubilación.

SN

Más Noticias