miércoles, 19 junio, 2024
InicioSociedadBuquebus intentó cruzar a Uruguay su barco varado en Puerto Madero, pero...

Buquebus intentó cruzar a Uruguay su barco varado en Puerto Madero, pero no lo dejaron: «Se hundía»

El barco «abandonado» por Buquebus hace cinco años en Puerto Madero, el emblemático Eladia Isabel, incumplió con el pedido de la Aduana argentina. Lejos quedaron aquellas épocas en las que «el buque lento» conectaba Buenos Aires con Colonia en tres o más horas y los pasajeros podían disfrutar de la terraza o comprar en el free shop.

Por su «penoso estado», las autoridades argentinas habían ordenado a la empresa que lo «reexporte» a Uruguay antes del 9 de julio.Buquebus quiso cumplir. Pero la voluntad no alcanzó para que esta «chatarra oxidada» pueda hacer alguna milla náutica otra vez.

El barco no estaba en condiciones para que le aprobaran el viaje y que ese trayecto no terminara con el enorme y emblemático barco hundido en el Río de la Plata. La prórroga ahora se extendió hasta el 10 de octubre. Pasado ese plazo, la Aduana podrá denunciar a la empresa por incumplimiento del artículo 970 del Código Aduanero sobre los plazos de importación y exportación temporaria.

«El tiempo otorgado es para que Buquebus arbitre los medios necesarios para acondicionar el buque para su retorno, ya sea por medios propios o remolcado. En cualquiera de los dos casos necesita una inspección de Prefectura Uruguaya para permitir el ingreso y Prefectura Argentina para permitir la partida», detallan a Clarín desde la Aduana argentina.

No fue un tema administrativo. Esta vez, el impedimento fue un tema estrictamente técnico, de seguridad.

«En relación a la flotabilidad y para evitar su hundimiento», señalan y agregan que «eso lleva tiempo (para ser subsanado), sumado, tienen que estar las condiciones meteorológicas para realizar dicha zarpada.»

La situación de abandono del Eladia Isabel había sido denunciada en junio por la Dirección General de Aduanas, después de un operativo realizado en la firma naviera Los Cipreses SA, la dueña de Buquebus, por irregularidades advertidas en su flota. La principal: su «pésimo estado».

Más allá de la estética y la funcionalidad, el problema también en ese momento era administrativo. No tenía los papeles en regla para permanecer de este lado del charco.

Fuentes directas del caso habían dicho a Clarín que se iba a inspeccionar a toda la flota de la empresa. Incluso la que está activa.

Denuncian el

Denuncian el «penoso estado» en que se encuentra el buque Eladia Isabal de Buquebús. Foto Aduana

El principal es el buque Francisco Papa, que puede transportar hasta 1.000 personas y 135 autos, en la ruta Buenos Aires – Montevideo, que hace en 2 horas 45 minutos.

En esa inspección de junio, agentes especializados de la Aduana abordaron el Eladia Isabel y revisaron desde los salones techados hasta los chalecos salvavidas, además de la vajilla que estaba abandonada. 

«Se encontró el mobiliario sumamente deteriorado«, describieron. Pero, además del óxido en las paredes, los certificados de navegabilidad estaban vencidos.

el Eladia Isabel fue desafectado del régimen de medios de transporte.  Foto Aduana

el Eladia Isabel fue desafectado del régimen de medios de transporte. Foto Aduana

La compañía, que desde décadas realiza viajes a Colonia, Montevideo y Punta del Este, había solicitado permiso para trasladar 150 butacas de la embarcación a otra. A partir de ese pedido surgió la inspección.

«El barco es de bandera uruguaya. Ellos querían desarmar el Eladia Isabel y utilizar los repuestos para otros barcos, sin nacionalizar esos repuestos. Además, está varado contaminando todo y ocupando espacio sin tener la documentación al día«, detallaron las fuentes del caso.

Cuando dos barcos están operativos, se hace un «rancho» –la AFIP considera así a las provisiones de a bordo y suministros, además de repuestos– y se pasan las butacas, por ejemplo, de una embarcación a la otra.

Denuncian el

Denuncian el «penoso estado» en que se encuentra el buque Eladia Isabal de Buquebús. Fotos: Aduana

«En este caso es imposible, porque el buque no tiene nada bien. No está en condiciones, ni un certificado. Es imposible pasar los repuestos de un barco a otro. Buquebus lo tiene que reexportar», explicaron.

Según había informado la Aduana, «dadas sus irregularidades documentales, el Eladia Isabel fue desafectado del régimen especial de medios de transporte y, en ese marco, la Aduana resolvió su interdicción sin derecho a uso ni traslado, en los términos del artículo 1.085 del Código Aduanero».

El organismo que dirige Guillermo Michel intimó a la empresa a reexportar el buque antes del 9 de julio. «Se lo tienen que llevar, como sea, ellos se ocuparán de cómo trasladarlo hasta Uruguay», respondieron ante la consulta de cómo lo trasladarán si no está en condiciones de navegar. Como no era parte de su competencia, en la inspección no verificaron si el motor funciona.

El reemplazo de las butacas fue lo que disparó la inspección. Foto Aduana

El reemplazo de las butacas fue lo que disparó la inspección. Foto Aduana

Finalmente, Buquebus no pudo cumplir con esa obligación.

«Ahora, si después del 10 de octubre sigue sin cumplir la medida de reexportar, la Aduana lo va a denunciar por el artículo 970 y la empresa deberá hacer las presentaciones correspondientes. Pero ya lo dirimirá directamente con los procedimientos legales aduaneros», dijeron fuentes aduaneras a Clarín.

Eladia Isabel: el barco de Buquebus que tardaba más de tres horas en cruzar a Colonia

El Eladia Isabel realizó durante más de una década el viaje «lento» entre las costas de Argentina y Uruguay, que demoraba más de tres horas y podía transportar cerca de 1.200 pasajeros. Conectaba Buenos Aires con Colonia en tres horas, según el horario previsto, pero dependiendo del estado del Río de la Plata y otros factores, los pasajeros todavía recuerdan viajes de cuatro y hasta cinco horas arriba del barco.

En 2015 un pasajero cayó de la terraza que el buque tenía y a la que se podía salir al aire libre y murió ahogado en el río.

Otras épocas: el Eladia Isabel en uno de sus recordados cruces nocturnos a Uruguay. Foto Rolando Andrade Stracuzzi / Archivo

Otras épocas: el Eladia Isabel en uno de sus recordados cruces nocturnos a Uruguay. Foto Rolando Andrade Stracuzzi / Archivo

Según se informa en la página de la empresa, tiene capacidad para 760 personas en clase turista, 293 en primera y 102 en la categoría especial. 

Lejos del estado en el que hoy se encuentra la embarcación, hasta este miércoles a la mañana el sitio de Buquebus lo incluía como parte de su flota y lo definía como «un verdadero crucero» y asegura que es «el barco que más conoce las aguas del Río de la Plata».

«Lleva más de 16 años transportando pasajeros entre Argentina y Uruguay. Los distintos cambios realizados en el buque lo han convertido en un verdadero crucero. Un barco ideal para los viajes de placer, con solarium, restaurante, juegos y todas las comodidades para que el viaje también sea parte de las vacaciones», informaba.

La información fue actualizada y como parte de la flota se detallan los buques Francisco Papa, Juan Patricio, Atlantic III y Silvia Ana L.

MG

Más Noticias