miércoles, 24 abril, 2024
InicioEconomíaBrasil, decime qué se siente

Brasil, decime qué se siente

El país vecino se encamina a bajar la tasas de interés. Su inflación ronda el 4% anual y este año crecerá 3%. Es nuestro principal socio comercial. ¿Cuál es el impacto?

01/08/2023 18:57

Clarín.com Economía Actualizado al 01/08/2023 18:57

En 2014 y en ocasión del Mundial en el país vecino, los hinchas argentinos cantaban “Brasil decime qué se siente”. En el fútbol a Brasil lo goleó Alemania. Pero en este 2023 y si se miden los últimos seis años, puede decirse que en economía Brasil nos está ganando 7 a 1 en generación de empleo privado formal y 13 a cero en crecimiento del PBI.

El último junio la inflación brasileña cayó a 3,12% en 12 meses lo que está impulsando la baja de tasas de interés que se han mantenido en 13,75% que equivale a 7,54% en términos reales, una de las más altas del mundo y que ahora se encamina a ir bajando al 12%.

Una tasa más baja se traduce en una mayor actividad económica de nuestro principal socio comercial que crecería 3% este año. Eso es sinónimo de mayores exportaciones industriales para la Argentina que en el último junio retrocedieron 25%.

Para el investigador jefe del IERAL, Jorge Vasconcelos, el principal beneficio de la baja de tasas y mejores perspectivas pasa por introducir a Brasil en la agenda de la discusión política.

Vasconcelos razona :“Ellos hicieron tres reformas y están recibiendo los frutos. Por un lado establecieron un límite estricto al gasto público lo que redujo la emisión y mejoró la expectativa acerca de una baja de la inflación. La otra reforma consistió en la elección del Banco Central para manejar con Independencia el nivel de la tasa de interés. Y además lanzaron una reforma laboral de sentido común con horarios especiales en el caso de determinados servicios como la hotelería, la reducción de la litigiosidad laboral y un banco de horas para compensar los períodos de alta y baja demanda de las empresas. Son esas reformas las que hicieron raíz”, señaló a Clarín.

El economista apunta que “la dirigencia política argentina todavía no parece prestarle atención. Aún así, es una lección que debería incorporarse al debate electoral”.

Brasil decinos qué se siente.

Más Noticias