domingo, 19 mayo, 2024
InicioPolítica«Indigno es sabotear a tu propio gobierno», fuerte pelea en redes entre...

«Indigno es sabotear a tu propio gobierno», fuerte pelea en redes entre Diego Bossio y Mayra Mendoza por el rol de Máximo Kirchner

Diego Bossio y Mayra Mendoza se trenzaron en un fuerte cruce por el rol de Máximo Kirchner en la interna del Gobierno del Frente de Todos. El exdiputado arremetió contra la figura del líder de La Cámpora, cuyo proyecto dijo no conocer. Le respondió la intendenta de Quilmes, militante de la agrupación K: dijo que en 2016, después de la derrota del kirchnerismo, «lo julepearon». Y él volvió a la carga: «Indigno es sabotear a tu propio gobierno».

Distanciado del actual oficialismo tras la victoria de Mauricio Macri en las elecciones presidenciales 2015, Bossio comparte actualmente órbita con Florencio Randazzo y Juan Schiaretti, por cuyo espacio se postula como precandidato a diputado. Desde esa tribuna, lejos del kirchnerismo, cuestionó al líder camporista.

«Las cosas como son: nadie sabe cuál es el proyecto de Máximo», manifestó Bossio en redes sociales, donde compartió un recorte de su paso por «El loco y el cuerdo», el programa de streaming de Flavio Azzaro y Andrés Ducatenzeiler de núcleo futbolístico pero con un costado politiquero.

«No comparto la idea política que tiene. Aparte, no la conozco», expresó Bossio. «¿Vos la conocés?», retrucó, con una sonrisa en ese video. Tras la respuesta de Ducatenzeiler, redobló: «Esta bien, el distribucionismo. Vos decís que es distribucionismo. Pero desde 2011 a la fecha no crecemos. Entonces, entre crecer y distribuir, cuando no crecés, ¿qué tenés para distribuir?».

También criticó al gobernador de la Provincia de Buenos Aires. «Esa es la discusión de fondo con Kicillof«, explicó Bossio, «él dice que prefiere distribuir y no crecer. ¿Sabés qué? Yo quiero crecer y distribuir. Esa es la gran diferencia».

Mayra Mendoza y Máximo Kirchner, del núcleo duro kirchnerista a la interna del Frente de Todos. Foto Juano Tesone

Mayra Mendoza y Máximo Kirchner, del núcleo duro kirchnerista a la interna del Frente de Todos. Foto Juano Tesone

Su intervención enfureció a Mendoza. «Diego, sos indigno hasta para subirte el precio (que tenés) en Twitter», lo cruzó la referente de La Cámpora. Pero no se quedó ahí.

«CFK te dio todo. Fuiste funcionario años. En enero de 2016 te borraste. Te julepearon. Decís que no sabes qué país queremos. ¿No recordás?», siguió la jefa comunal quilmeña. Remató con una posdata en clave de chicana futbolera: «¿Seguís pensando que la pelota pica por que tiene un sapo adentro?».

Bossio tampoco se quedó callado. Esta vez, apuntó directamente a la feroz interna que se desató en el oficialismo luego de la derrota en las PASO 2021, con las renuncias en masa en el gabinete de Alberto Fernández y las críticas a lo que Cristina Kirchner denominó «funcionarios que no funcionan».

«Indigno es sabotear a tu propio gobierno, tener 115% de inflación y + de 60% de los chicos pobres. Mejor andá a militar a tu candidato, no sea cosa que te acuerdes tarde, como en 2015«, contestó el exdirector de Anses. Y arrimó su propio pelotazo, con fuerte carga política: «Decile a tu jefe MK que devuelva la pelota que me regaló Néstor. A él le queda muy grande».

Otro round de la pelea entre Diego Bossio y La Cámpora

«En enero de 2016 te borraste», le dijo Mayra Mendoza a Diego Bossio en su último cruce. Esa hoja del calendario, aunque ya viejo, sigue con la marca intacta. Ese mes de aquel año fue el punto de quiebre entre el entonces flamante diputado y el kirchnerismo duro.

Trece legisladores nacionales, entre ellos el exdirector de la Anses, decidieron romper con lo que en aquellos días seguía siendo Frente para la Victoria. Además de Bossio, del bloque K en la Cámara baja también se distanciaron Guillermo Snopek y Luis Beder Herrera, como integrantes fuertes. La mayoría tenían vínculos con Juan Manuel Urtubey.

Pero el apellido que quedó en el centro de la mira camporista fue Bossio, a quien tildaron de «traidor».

Cristina Kirchner, Axel Kicillof y Diego Bossio, sentados a la misma mesa, en 2015. Foto Diego Díaz archivo

Cristina Kirchner, Axel Kicillof y Diego Bossio, sentados a la misma mesa, en 2015. Foto Diego Díaz archivo

«Te sienta bien el sol, te sienta bien ser cool, te sienta bien el mar, te sienta ser Dios, te sienta bien mentir y decir ‘que te fuiste yendo de nuestro lugar«, fueron los versos de Vicentico y Los Fabulosos Cadillacs (de su tema «El satánico Dr. Cadillac») que La Cámpora le dedicó al ex director de Anses, otrora un joven pujante en las filas kirchneristas.

Incluso llegaron a publicar el número de teléfono de Bossio en las redes sociales.

Meses más tarde, apareció otro video que explicaba las razones de la derrota K en las elecciones 2015. Entre columnistas de 678 y Luis D’Elía, aparecía Andrés «Cuervo» Larroque, carta poderosa de La Cámpora. Aunque no llevaba firma, horas después de su lanzamiento fue reivindicado por Conciencia Peronista, la agrupación de Bossio.

En 2018, antes de la formación del Frente de Todos, Bossio se acercó al «peronismo de centro» que intentaban construir Sergio Massa, Florencio Randazzo, Juan Manuel Urtubey y Miguel Pichetto. «El límite son Cristina y La Cámpora», dijo Bossio.

Ya en 2023, el exdiputado afinó su mira y -como en el mensaje de este fin de semana a Mayra Mendoza- señaló a la inflación y al Banco Central como motivos de la crisis económica argentina.

«La madre de todas las batallas es la inflación, y para eso hay que hacer un plan de estabilización, que requiere ordenar lo fiscal, un Banco Central independiente que tenga objetivos de estabilizar los precios y que acumule reservas, y ordenar los precios relativos», expuso en mayo pasado, en la presentación de su libro Una diagonal al crecimiento, políticas económicas para reconstruir la Argentina.

Más Noticias