Santiago Cafiero reclamó en la ONU que el Reino Unido reanude las negociaciones por Malvinas

El canciller Santiago Cafiero reclamó este jueves en las Naciones Unidas que el Reino Unido deje su “ejercicio de potencia colonial” y reanude las negociaciones con Argentina para encontrar una solución pacífica sobre las Malvinas, en un discurso a 40 años de la guerra. “Ni la Argentina ni el derecho internacional admiten la fuerza, la…

santiago-cafiero-reclamo-en-la-onu-que-el-reino-unido-reanude-las-negociaciones-por-malvinas

El canciller Santiago Cafiero reclamó este jueves en las Naciones Unidas que el Reino Unido deje su “ejercicio de potencia colonial” y reanude las negociaciones con Argentina para encontrar una solución pacífica sobre las Malvinas, en un discurso a 40 años de la guerra. “Ni la Argentina ni el derecho internacional admiten la fuerza, la usurpación y los privilegios”, clamó. “Es hora de que el Reino Unido no le tenga miedo a la paz”.

Cafiero habló ante el Comité Especial de Descolonización de la ONU que trató este jueves la controversia sobre las islas. Todos los años, gobierne quien gobierne nuestro país, la Argentina hace el reclamo en este Comité en Nueva York.

Pero esta vez el reclamo cobra una dimensión más fuerte y simbólica porque se cumplen 40 años de la guerra.

Cafiero destacó al comienzo de su discurso que el tema Malvinas “une a los argentinos”. Y resaltó que en su viaje a Nueva York está acompañado por una numerosa delegación del Congreso, oficialistas y opositores, así como por el Gobernador de la provincia de Tierra del Fuego y otros representantes de distintos niveles de gobierno y de la sociedad civil.

“Es una demostración de la relevancia que el pueblo argentino otorga a la cuestión Malvinas y de nuestro compromiso inclaudicable con la recuperación del ejercicio efectivo de la soberanía”, dijo.

Cafiero dijo que agradecía al comité por su “persistencia en poner fin a una situación tan anacrónica como el colonialismo, un resabio que resiste en el mundo de hoy y en mi propio país”.

El canciller hizo una cronología de la histórica disputa y dijo que el Reino Unido hoy “condiciona la reanudación de las negociaciones al consentimiento de los habitantes de las Islas, hace caso omiso a lo establecido por la Asamblea General e ignora que en este caso no hay un pueblo sujeto a las subyugación, dominación o explotación colonial. Por el contrario, la composición de la población de las Islas es el resultado de la colonización iniciada por el Reino Unido en 1833 que procuró por todos los medios preservar el “carácter británico” de esa población”.

“En consecuencia, el derecho a la libre determinación no resulta aplicable a la cuestión de las Islas Malvinas. En cambio, sí debe respetarse la integridad territorial de la Argentina, que fue quebrantada con el acto de fuerza británico de 1833, nunca consentido por el Gobierno argentino”.

También se refirió a una “doble moral” del Reino Unido sobre otros países y su situación sobre Malvinas. “¿Es que hay democracias que valen más que otras? ¿Hay Estados habilitados a incumplir la Carta de la ONU y no leímos la letra chica?, la comunidad internacional debe actuar o será cómplice de la doble moral, de aquellos que son promotores de los valores del multilateralismo en tierra ajena”.

“Hoy más que nunca son visibles las posiciones; para el Reino Unido, Malvinas es dominación, especulación y oportunismo; para mi país, es soberanía, justicia y dolor por nuestros caídos”, señaló.

“Es hora ya de que el Reino Unido escuche a la comunidad internacional y retome las negociaciones para alcanzar una solución pacífica a la disputa de soberanía con la República Argentina. Que no le tenga miedo a la paz. Que pierda el temor al diálogo dentro del derecho internacional”, reclamó Cafiero.

Y resaltó que “es la Argentina el país que invita con insistencia al Reino Unido a reanudar las negociaciones para poner fin a la disputa de soberanía”.

La Argentina, además, manifestó su preocupación por la eventual presencia de armamento nuclear en las Islas Malvinas, “sobre todo luego de conocer mediante documentos británicos desclasificados recientemente que dan cuenta de que durante el conflicto de 1982 el Reino Unido envió a la región buques equipados con 31 armas nucleares, lo que representaba en ese entonces el 65% de su stock de bombas nucleares de profundidad”.

Cafiero cerró su discurso con un reclamo: “Solicitamos a este Comité Especial que una vez más exprese de manera clara y firme su convicción de que no hay más lugar para colonialismo en el siglo XXI”.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA