Una distorsión hecha torneo

¿Se puede seguir rompiendo el juguete? ¿Queda todavía margen para eso? Esta semana, como para dimensionar hasta qué punto se distorsionaron los torneos de fútbol en Argentina, las dos categorías principales –Liga Profesional y Primera Nacional– presentaron el fixture de las nuevas temporadas. Los 28 equipos de la Primera sorteados con una transmisión deficiente quedaron…

una-distorsion-hecha-torneo

¿Se puede seguir rompiendo el juguete? ¿Queda todavía margen para eso? Esta semana, como para dimensionar hasta qué punto se distorsionaron los torneos de fútbol en Argentina, las dos categorías principales –Liga Profesional y Primera Nacional– presentaron el fixture de las nuevas temporadas. Los 28 equipos de la Primera sorteados con una transmisión deficiente quedaron reducidos a un chiste si se los compara con los 37 clubes que competirán por un único ascenso directo (el segundo saldrá de un reducido) a la máxima división.

Casi ningún club está conforme con el esquema actual de torneos, pero fueron los propios dirigentes quienes crearon este mastodonte que ahora discuten cómo desarmar. Volvieron al último y criticado legado que dejó Julio Grondona antes de morir: el torneo de 30 equipos que se redujo luego de varias temporadas.

Tener 28 equipos en la Primera, además de único en el mundo (como los promedios), puede traer múltiples problemas. Al indudable aspecto deportivo se le suma otro que para los dirigentes no es menor: el económico. “No es lo mismo repartir el dinero de la televisión entre 20 o 22 clubes que entre 28”, le asegura un presidente a PERFIL. Esa postura se escuchó hace casi dos años, cuando en plena pandemia la Liga Profesional y la AFA decidieron suprimir los descensos, pero recién ahora empezará a materializarse en en el giro que todos los meses hacen TNT Sports y Disney.

Justamente, en las compañías dueñas de los derechos televisivos reconocen que existe una distorsión, aunque también admiten una dualidad: como ventaja, estos torneos generan más partidos para mostrar y televisar; como desventaja, dicen, “tantos equipos desdibujan lo que debiera ser una serie A”. 

El famoso “producto” al que hace años se refieren los dirigentes deportivos pierde interés en el ámbito local y en el internacional con organigramas que son difíciles de entender hasta para quienes siguen el día a día de las competencias. La Copa de la Liga, que cuando Colón salió campeón en 2021 no valía como un torneo, pero este año sí, es apenas una muestra de la dificultad que supone leer una competencia del fútbol argentino: dos zonas, clásicos cruzados, cuatro clasificados de cada lado, y llave de cuartos, semis y final.

“Cuando se armó el torneo ampliado y sin descensos, lo que estaba en juego era la vida de los clubes”, le cuentan a PERFIL desde las oficinas de la Liga Profesional, una zona en disputa desde que Marcelo Tinelli anunció que el 31 de marzo dejará el cargo. “Ahora tenemos que desarmar ese pequeño monstruo, es cierto. Pero hay que evaluar el contexto en el que se hizo: una pandemia que había dejado a los clubes sin ingresos”, agregan.

Salvo excepciones notorias como San Lorenzo o Independiente, es cierto que muchos clubes sanearon sus finanzas en todos estos meses. Manejan presupuestos y contratos poco tentadores para futbolistas de la región (la cotización del dólar es el principal factor), pero al menos se ordenaron. Algo que no pasa con los torneos al ver las kilométricas tablas de posiciones.

Ascenso estrafalario, como en Ghana y Egipto

No sabemos si es para enorgullecerse, pero el dato objetivo marca que ningún otro país del mundo tiene en su principal liga de fútbol tantos equipos como Argentina. Sin embargo, los 28 equipos no son nada en comparación a los ¡37! de la Primera Nacional. ¿Es también la segunda categoría más numerosa? Para su sorpresa, no. 

La Poly Tank Division One League (segunda división) de Ghana tiene 50 equipos divididos en cinco zonas de ocho y una de diez. 

Pero ni el ascenso argentino ni el ghanés superan al egipcio, que suma ¡83 clubes! en la segunda categoría. Cinco grupos de 14 y uno de 13. De ahí surge el playoffs que otorga el ascenso. Uno, al igual que el argentino, de los más difíciles de todos los países FIFA.

También te puede interesar