Control de precios: una medida para recuperar iniciativa electoral

En plena campaña y con un último índice de inflación que quebró la tendencia de desaceleración que marcaba desde abril, la gestión de Alberto Fernández decidió poner en agenda el control de precios. La medida que llegó después de una tensa negociación con alimenticias y cadenas de venta defendida por un oficialismo que está convencido…

control-de-precios:-una-medida-para-recuperar-iniciativa-electoral

En plena campaña y con un último índice de inflación que quebró la tendencia de desaceleración que marcaba desde abril, la gestión de Alberto Fernández decidió poner en agenda el control de precios. La medida que llegó después de una tensa negociación con alimenticias y cadenas de venta defendida por un oficialismo que está convencido de que esta discusión servirá para dejar atrás la imagen de un gobierno débil mientras que en la pelea electoral muestra ocuparse de la economía, tema que más le preocupa a los votantes.

“Va a llevar unos días acomodarse, se tienen que readecuar los sistemas y resolver muchas cuestiones con proveedores y demás, pero lo que estoy viendo es que finalmente todos van a acatar”, evalúa ante PERFIL uno de los funcionarios que trabajó en la implementación del congelamiento de precios sobre 1.432 productos. La secretaría de Comercio a cargo de Roberto Feletti que emitió por resolución “la fijación temporal de precios máximos” hasta el 7 de enero y retroactivos al 1° de octubre ahora deberá garantizar que el “plan de estabilización” para contener la aceleración inflacionaria en la canasta alimentaria funcione. Las miradas están puestas sobre el sector industrial ya que los supermercados aseguran que siempre cumplieron con los planes acordados con el Gobierno.

Por estas horas, se llevan a cabo algunas conversaciones con alimenticias que se negaron a acordar el listado que se impuso. “Creemos que en diez días podrá estar funcionando de manera correcta. Todos van a estar aceptando el plan”, detallan. Descartan que las empresas lleguen a judicializar la medida y que algunas marcas insistan en poder seguir aumentando sus productos. “En los últimos días quedaron expuestas y lo que más les duele es eso, que se afecte su reputación. No les importan las multas ni las sanciones, solo les afecta si quedan como empresas que joden a la gente”, evalúan desde el Frente de Todos. Un dirigente que participó de la creación de Precios Cuidados durante el gobierno deCristina Kirchner recordó: “Cuando Cristina Kirchner o cualquier funcionario salía a exponerlos, me llamaban todos pidiendo clemencia a cambio de portarse bien. Ahora con las redes ese efecto debe estar multiplicado. Por eso tienen un límite donde se les empieza a volver muy en contra y funciona como un freno a la voracidad”. El Gobierno asegura que con la discusión de los  precios recuperó la agenda. “Es una d las principales demandas de la gente y nosotros estamos al frente para poder resolverla”, dicen desde la secretaría de Comercio.

“A las empresas no les importan las multas, solo si quedan como que joden a la gente.”

También están convencidos de que la crisis política y de fragilidad institucional puede ser saldada: “Hubo resistencia porque creyeron que se encontraban con un gobierno débil”, admite un alto funcionario de la Casa Rosada. Pretenden mostrar un Gobierno activo y dispuesto a hacer cumplir la norma. Para que el plan presente resultados, el Frente de Todos saldrá a la calle a controlar. El batallón de fiscalización estará en la provincia de Buenos Aires con el gobernador, Axel Kicillof al frente. El jefe provincial fue una pieza clave en el armado de este programa que desde su concepción tuvo a Cristina Kirchner como veedora.

Serán los intendentes y movimientos sociales los que deberán inspeccionar que los 1.432 productos estén en los negocios de sus distritos. “Hoy los municipios a través de sus inspectores pueden fiscalizar y labrar actas. Pero Nación y Provincia son los que llevan adelante los procesos sancionatorios a partir de esas actas. Hay proyectos para delegar la competencia sancionatoria a municipios. Eso agilizaría mucho el proceso y permitiría favorecer el impacto de las fiscalizaciones. Estamos viendo cómo podemos avanzar con eso”, explicaron desde el gobierno de Kicillof a este medio. El objetivo es poder darle mayor poder a los municipios mientras dure esta medida.

“Algunos proyectos están en Legislatura, estamos viendo con Nación también alternativas. La idea sería que se pueda avanzar cuanto antes, pero depende de la correlación de fuerzas legislativa, lógicamente”, agregaron. Hoy al oficialismo bonaerense no le es sencillo sacar leyes y mucho menos lo será después de las elecciones de noviembre.

La fiscalización e inspecciones de los municipios se acordaron en una reunión que mantuvieron Feletti y Kicillof con intendentes peronistas. “Invitamos a los intendentes de Juntos por el Cambio a la reunión y ninguno quiso asistir. Los jefes comunales del Frente de Todos pusieron a disposición todos sus recursos para colaborar para que la medida funcione. Nación está negociando con las empresas y los supermercados para que se adapten a la medida y nosotros articulando con Nación y los municipios para que se cumpla la resolución”, detallaron desde el gobierno bonaerense. Será en este territorio en donde se juega la principal batalla electoral en donde en las próximas semanas deberán mostrar el éxito del plan. Ya celebran haber logrado frenar la remarcación. “Ya en el relevamiento del viernes no vimos aumentos”, aseguran.

Más relevamientos

La Defensoría del Pueblo bonaerense relevará el cumplimiento del congelamiento de los precios de los productos de consumo básico y masivo dispuesto por la Secretaría de Comercio de la Nación.

Esta decisión quedó definida luego del encuentro entre el gobernador Axel Kiciloff e intendentes, del donde también participó el Defensor del Pueblo, Guido Lorenzino. La intención es llevar adelante un despliegue territorial de control entre las y los  jefes comunales y las delegaciones que el organismo tiene en distintos puntos de la Provincia.

“Hubo aumentos en exceso y sin justificación en los últimos quince días. Buscamos que se cumpla realmente este programa que beneficiará a las y los  consumidores en general, y que puede ser una herramienta muy importante para favorecer sobre todas las cosas a los sectores más vulnerados”, expresó Lorenzino.

Además de los relevamientos, la Defensoría habilitará un canal de denuncias específico (0800-222-5262).

También te puede interesar