Reina a los seis años

Isabel de Francia, también conocida como Isabel de Valois, nació el 9 de noviembre de 1389 en el Palacio del Louvre, París. Ella fue la primera hija del rey Carlos VI, Rey de Francia, en llegar a la adultez. Como el título lo indica, en noviembre de 1396, con tan solo 6 años, se casó…

reina-a-los-seis-anos

Isabel de Francia, también conocida como Isabel de Valois, nació el 9 de noviembre de 1389 en el Palacio del Louvre, París.

Ella fue la primera hija del rey Carlos VI, Rey de Francia, en llegar a la adultez.

Como el título lo indica, en noviembre de 1396, con tan solo 6 años, se casó con el Rey Ricardo II de Inglaterra, que usó el matrimonio como una forma más de intentar establecer una paz duradera con Francia durante la Guerra de los 100 años.

De todas maneras, y al contrario de lo que se podía pensar, los registros de la época señalaban que la niña era más que feliz al lado de su esposo.

Sin embargo, esa felicidad duraría poco ya que, en 1399, Ricardo sería depuesto por iniciativa de Enrique IV, encarcelado en Potefract y asesinado un año después. Aunque la versión oficial indicó que el monarca abdicó por iniciativa propia, se tienen muchas sospechas de que los organismos gubernamentales de la época lo tildaran de un heredero a la corona indigno por considerarlo un tirano.

Debido a esto, Isabel se quedó viuda con tan solo 11 años y se mantuvo en un respetuoso luto por un tiempo.

Mientras tanto, Enrique IV, ya nombrado rey, no sabía qué hacer con ella. Primero planeó casarla con su hijo, Enrique V, pero como ella no quiso saber nada al respecto, fue habilitada para que vuelva a su Francia natal.

De vuelta en Francia, en 1404, su tío Luis de Orleans solicitó su mano para que se case con su hijo Carlos. Ella terminó por aceptar y finalmente la ceremonia se celebró 2 años después.

Se cuenta que Isabel, en ese momento de 17 años, lloró profundamente durante toda la ceremonia. Pensemos que pasaba de ser nada menos que reina consorte de Inglaterra a casarse con un primo que ni siquiera tenía un título nobiliario importante.

Para colmo, lo que le ocurrió a Ricardo en un pasado ahora le sucedería a ella, ya que al momento del matrimonio, Carlos I de Orleans tenía tan solo 11 años.

Un año después del casamiento, la persona que logró esta unión, Luis de Orleans era asesinado por órdenes de su primo, Juan Sin Miedo, con lo cual tanto Isabel como su esposo serían ascendidos a duques de Orleans.

De todas maneras, una vez más el destino le jugaría una mala pasada y no podría disfrutar de su nuevo casamiento, ya que el 13 de septiembre de 1409, en la ciudad de Blois, Isabel moría al dar a luz a su única hija, Juana de Orleans. Tenía tan solo 19 años.

Así se apagaba la historia de una joven que conoció el poder desde muy joven, que se iría demasiado pronto de este mundo, y que además no pudo ni descansar en paz ya que su tumba, ubicada en el convento de los Celestinos de París, fue destruida durante la Revolución Francesa.

por Lucas Boltrino

Galería de imágenes



En esta Nota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *