Los Pumas volvieron a los entrenamientos luego de los tests y con protocolo sanitario

Más allá de la incertidumbre en torno a Jaguares y a la espera de lo que pueda suceder con la franquicia del Súper Rugby, que según medios australianos podría tener futuro en aquel país, el rugby argentino tope de gama volvió a ponerse en marcha con el regreso de Los Pumas a los entrenamientos y…

Los Pumas volvieron a los entrenamientos luego de los tests y con protocolo sanitario

Más allá de la incertidumbre en torno a Jaguares y a la espera de lo que pueda suceder con la franquicia del Súper Rugby, que según medios australianos podría tener futuro en aquel país, el rugby argentino tope de gama volvió a ponerse en marcha con el regreso de Los Pumas a los entrenamientos y el Rugby Championship en la mira.

Tras la autorización oficial del Gobierno Nacional y bajo un estricto protocolo dispuesto por las autoridades sanitarias, el conjunto nacional retornó a las prácticas con vistas a su participación en el certamen anual del hemisferio Sur. En esta ocasión, el torneo que enfrenta a Los Pumas, Nueva Zelanda, Sudáfrica y Australia tiene previsto realizarse entre el 7 de noviembre y el 12 de diciembre, en tierras de los All Blacks.

En esta primera etapa, los entrenamientos se desarrollarán en Casa Pumas, el predio donde se entrenan los equipos de la Unión Argentina de Rugby en la localidad bonaerense de Escobar.

Siguiendo con todas las recomendaciones de las autoridades, previo al inicio de cada entrenamiento los jugadores se someten al test serológico para identificar si tienen anticuerpos que se desarrollan al portar o haber portado el virus. La velocidad del testeo es clave, ya que este formato permite obtener el resultado al cabo de 15 minutos.

Como no es excluyente al no indicar con exactitud que la enfermedad esté en curso, en caso de existir un resultado positivo se aplicará el protocolo establecido para cada situación particular y se realizará el hisopado PCR para determinar a ciencia cierta si la persona está cursando la enfermedad en el momento.

En lo estrictamente deportivo, la planificación implica que durante la mañana se trabaja con un primer grupo de jugadores y a la tarde con los restantes. Cada turno está dividido en tres sectores: ejercicios de gimnasio, destreza de movimiento y resistencia aeróbica.

Los entrenamientos se seguirán llevando a cabo de lunes a viernes, garantizando de forma estricta las condiciones de higiene, seguridad y distanciamiento. Todos los días, en el ingreso al predio, a los involucrados se les toma la temperatura y se les consulta por la presencia de síntomas.

Este viernes se sumaron al grupo jugadores de Córdoba, San Juan, Mendoza y Chubut, que se unieron a los que habían participado del primer entrenamiento, el jueves, que eran aquellos de Buenos Aires y Rosario. Este sábado, en tanto, se van a incorporar los rugbiers de Tucumán y de Santiago del Estero.

Por su parte, los convocados a la lista preliminar que se había presentado el 23 de mayo -aquellos que se encuentran en Europa-, seguirán con los entrenamientos de sus respectivos clubes y manteniendo la parte de monitoreo diario y de videollamadas junto al staff que dirige Mario Ledesma.

Para los jugadores fue imposible disimular la alegría por volver a entrenarse de una manera más cercana a lo “normal”. “Siento una alegría inmensa. Llegar a Casa Pumas, ver la cancha y a mis compañeros fue espectacular. Tenemos que dimensionar que estar nuevamente entrenando implica tomar esto como una oportunidad y que debemos aprovechar al máximo. Es un paso muy importante en este año tan atípico”, aseguró Jerónimo de la Fuente.

Los Pumas 7s, el seven argentino que irá a los Juegos Olímpicos de Tokio, ya se entrenaba bajo estrictos protocolos. Foto Prensa UAR

“Estamos muy contentos de poder estar entrenando. Es una satisfacción enorme poder hacerlo y reencontrarnos tras casi cinco meses de estar en cuarentena. Ahora tenemos que aprovechar al máximo esta posibilidad, disfrutando cada minuto de entrenamiento de cara a los próximos desafíos y entendiendo la realidad que se nos presenta”, agregó Bautista Delguy.

El pasado 11 de agosto, gracias a la decisión administrativa 2020/1450 publicada en el Boletín Oficial, Los Pumas (serán en total 46 jugadores) recibieron la excepción de parte del Gobierno de cumplir con el aislamiento social, preventivo y obligatorio (y la autorización para circular, claro) para volver a entrenarse con vistas al Championship.

El torneo de selecciones está a sólo 90 días de distancia y antes se disputará el Sudamericano, al que el equipo podría llevar algún que otro nombre importante. El gobierno neozelandés todavía debe aprobar la realización del campeonato entre las potencias del Sur, que se llevará a cabo íntegramente en ese país durante seis fines de semana consecutivos.

Mirá también

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *