Juanfer Quintero, entre una oferta tentadora, la presión del entorno y el ruego de Marcelo Gallardo

“¿¡A Qatar!? ¿¡A Qatar se va a ir!?”. Cuentan que esa fue la reacción que tuvo Marcelo Gallardo cuando se enteró que la propuesta del fútbol qatarí por Juan Fernando Quintero​ era seria y que desde el entorno del jugador de River ​la estaban evaluando. Incluso en las últimas horas habría habido una charla telefónica entre el entrenador…

Juanfer Quintero, entre una oferta tentadora, la presión del entorno y el ruego de Marcelo Gallardo

“¿¡A Qatar!? ¿¡A Qatar se va a ir!?”. Cuentan que esa fue la reacción que tuvo Marcelo Gallardo cuando se enteró que la propuesta del fútbol qatarí por Juan Fernando Quintero​ era seria y que desde el entorno del jugador de River ​la estaban evaluando. Incluso en las últimas horas habría habido una charla telefónica entre el entrenador y el futbolista, quien se encuentra en Colombia junto a su familia entrenándose con los ejercicios que les envían tanto a él como a sus compañeros los preparadores físicos del cuerpo técnico del Muñeco.

No es la primera vez que el técnico de River​ se asombra de esa manera ante la posibilidad de que alguno de los talentosos jugadores que dirigió y que dirige tienen la posibilidad de emigrar a un destino exótico en lo futbolístico, donde lo deportivo queda relegado porque se trata de ligas sin demasiada competitividad.

Mirá también

Entre los ejemplos más resonantes, están los de Sebastián Driussi y de Gonzalo Martínez. En relación a Driussi, a mediados de 2017, cuando había explotado como delantero, su puesto natural, llegó una oferta seductora en lo económico no solo para el jugador, sino también para el club. El Zenit de Rusia ofreció 20 millones de dólares.

“La venta de Driussi no la esperábamos y pasó. Pensábamos mantener al plantel completo”, comentó el Muñeco en aquel momento. Y en una entrevista con Clarín en la pretemporada de esa mitad de año en Orlando dijo que le había sugerido al juvenil atacante que esperara un poco más porque tenía potencial para ligas mayores, pero también aclaraba que su idea no era cortarle la carrera a nadie.

Gallardo y Juanfer. El técnico tiene una relación casi paternal.
Foto: Archivo Clarín.

En la misma sintonía se pronunció con Gonzalo Martínez cuando surgió la oferta del Atlanta United para que el Pity se fuera a jugar a Estados Unidos. Con 25 años y siendo la figura de su equipo, Gallardo entendía que el mendocino estaba en su plenitud y que esa liga le quedaría chica para lo que él demostraba. Hasta lo hizo público en alguna conferencia de prensa.

Intentó convencerlo hasta último momento. Pero el zurdo, sin pasaporte comunitario que le abriera camino en Europa, siguió las sugerencias de su representante para intentar hacer una diferencia económica.

Mirá también

Ahora, Juanfer está en una situación similar. Y hasta ellos mismos, Driussi y el Pity le recomendaron hace poco lo que tenían que hacer. Juanfer entró a ver a través de su celular una charla de Instagram en vivo entre ellos y, cuando advirtieron la presencia del colombiano, le dijeron: “Quedate en River”, arrancó Driussi. “¿A dónde te vas a ir, hermano? Quedate ahí a disfrutar”, siguió Pity. Y en tono de broma, agregó: “La rúcula (la plata) ya la juntaste”.

Si bien Juanfer rechazó hace poco una oferta de Chicago Fire de la MLS, la propuesta de Qatar es muy seductora en lo económico. Se dice que hubo un ofrecimiento para el jugador de un contrato de cuatro años, con una ganancia de 2,5 millones de dólares por temporada. Es tentador, claro. Pero a costa de quedar alejado de los grandes flashes deportivos. 

De todos modos, Juanfer no estaría convencido. Escucha a Gallardo y sabe lo que piensa. Y le presta mucha atención. A tal punto que alguna vez dijo: “Es como un papá para mí”. Pero también hay un entorno que juega su partido: la empresa Go Pro Sport Management que lo representa y su mamá, Lina María Paniagua, una persona influyente en él, cuyas opiniones –según pudo averiguar este diario- irían en dirección contraria a las del Muñeco.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *