El progresismo empieza a olvidar a Lousteau y empuja la candidatura de Lavagna

La idea de un frente progresista que con Martín Lousteau como candidato presidencial comenzó a enfriarse por la presión de la UCR para proclamarlo como rival de Mauricio Macri en la primaria de Cambiemos.Y la alternativa que eligieron es Roberto Lavagna, promovido por el gobernador de Santa Fe Miguel Lifschitz al frente de una coalición…

El progresismo empieza a olvidar a Lousteau y empuja la candidatura de Lavagna

La idea de un frente progresista que con Martín Lousteau como candidato presidencial comenzó a enfriarse por la presión de la UCR para proclamarlo como rival de Mauricio Macri en la primaria de Cambiemos.

Y la alternativa que eligieron es Roberto Lavagna, promovido por el gobernador de Santa Fe Miguel Lifschitz al frente de una coalición opositora de peronistas, socialistas y radicales que rompan con Cambiemos.

Lo planteó este martes en un acto en el Palais Rouge, junto a su tropa socialista, Margarita Stolbizer, y los radicales cercanos a Ricardo Alfonsín que en 2018 hicieron un acto por mes para promover la salida de correligionarios de Cambiemos y apostar a Lousteau.

“Una superposición de candidaturas que ninguna suma demasiados puntos no nos sirve de nada”, disparó el gobernador socialista, frase que ya escucharon varios de sus colegas, sorprendidos por su conversión lavagnista. Más impresionados quedaron Sergio Massa y Juan Manuel Urtubey cuando poco antes de llegar al acto les pidió declinar su candidatura. 

Lifschitz recorre las provincias para pedirle a los gobernadores que apoyen a Roberto Lavagna. Los radicales que se van de Cambiemos ya no esperan a Lousteau.

Hubo 500 personas al palacio, entre ellos los socialistas Antonio Bonfatti, (la intendente de Rosario) Mónica Fein y el radical César Martucci, promotor de un radicalismo por fuera de Cambiemos con Alfonsín como estandarte.

El año pasado lo reunió varias veces y ya trabaja en Alfonsín como vice de Lavanga. Ayer llevó al diputado provincial Fernando Pérez, decidido a enfrentar a Martiniano Molina en Quilmes; y al concejal marplatense Mario Rodríguez, candidato a intendente en la ciudad balnearea.

Las bajas expectativas en Lousteau se deben a además a una supuesta tregua de 60 días que el economista habría sellado con Macri tras alterar la gira a la India con la amenaza de enfrentarlo en agosto.

Ese tiempo es demasiado para  Lifschitz, convencido además que hay un electorado progresista que no está interesado en votar a Cristina Kirchner y buscará refugio en una tercera opción como Lavagna.  

Copyright La Politica Online SA 2019.

Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *